Bailar ayuda a prevenir el Alzheimer

El baile frecuente ayuda a prevenir los efectos de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, y “aumenta la agudeza mental para las personas de todas las edades”, afirmó a AIM la doctora Estefanía Peltzer, médica especialista en Medicina General y Familiar. “Numerosas investigaciones han demostrado y demuestran los beneficios de esta actividad para la salud. Y cuando hablamos de beneficios, no solo nos referimos a la salud física, sino también, a efectos sumamente positivos a nivel de la salud emocional y mental”.

Bailar ayuda a evitar los efectos del Alzheimer.

En diálogo con esta Agencia, la médica explicó que “un estudio con participantes de la tercera edad publicado en el New England Journal de Medicina, encontró que el baile frecuente ayuda a evitar los efectos de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, y aumenta la agudeza mental para las personas de todas las edades”.

Beneficios a nivel mental

La médica agregó que “el baile es una actividad social por excelencia”, y destacó que numerosos estudios “han demostrado que la socialización con los demás contribuyen a una alta autoestima y actitud positiva. Como si eso no fuera suficiente, la danza permite relajarse y liberar tensiones. Estimula, como toda actividad física, la secreción de endorfinas, serotonina, dopamina, hormonas que darán una sensación de placer y bienestar, analgesia, y en particular, felicidad”. La danza también ayuda a mejorar la confianza, aseguró la profesional, quien aseveró que “cada vez que se obtiene el dominio de un nuevo paso de baile, se experimenta un aumento de la confianza, pero además, se eleva el estado de ánimo. Y este aumento de la confianza se traslada a otros aspectos de la vida”.

Bailar potencia la memoria

Como si todo lo mencionado fuera poco, bailar “fomenta la confianza en uno mismo y la claridad de pensamiento y mejora la memoria. Un estudio en el New England Journal of Medicine, precisó que el baile puede aumentar la memoria y prevenir la aparición de la demencia a medida que se envejece. La ciencia revela que el ejercicio aeróbico puede revertir la pérdida de volumen en el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria. El hipocampo se encoge de forma natural durante la edad adulta, lo que a menudo conduce a problemas de memoria y, a veces la demencia. Por eso, ¡bailar hace bien!”, concluyó.

A bailar, que hace bien

Peltzer agregó que “el baile es una actividad practicada por todas las culturas y civilizaciones del planeta, y quizá una de las más antiguas del mundo, es símbolo de expresión, de liberación, de comunicación e interacción social, pero, en particular, de alegría.  ¿Alguna vez pensaste en una actividad que te genere diversión, y a la vez, traiga beneficios para tu salud? Bueno, sin duda alguna,  esa actividad es el baile”, indicó.

Además, señaló que, “sumado todos los beneficios físicos y mentales expuestos, lo mejor del baile es la diversión. Es prácticamente imposible bailar sin sonreír. La música consigue que la persona exprese sus sentimientos y la dirige a un estado de alegría duradera”.

Cómo actúa

El baile incide en la salud de muchas maneras, principalmente, porque ejerce la actividad de múltiples grupos musculares, es un potente estimulante de la actividad mental , y reduce los niveles de hiper estrés y ansiedad. Pero, ¿cómo beneficia la actividad física nuestra salud?

La doctora precisó que, para la salud cardiovascular, “el baile es sumamente beneficioso porque favorece el descenso de peso, reduce la HTA y ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre, bajando los niveles de LDL y triglicéridos y aumentando el HDL. De esta forma disminuye el riesgo cardiovascular y mejora la función cardiorrespiratoria”.

También es una actividad excelente para el control y descenso del peso corporal,  ya que genera un gran gasto calórico, pero además, fortalece distintos grupos musculares y aumenta la  fuerza, flexibilidad y resistencia”.

El baile, sinónimo de longevidad

Cuando se trata de longevidad y calidad de vida,  “se ha comprobado que las actividades sociales ayudan a que las personas tengan una vida más longeva y sana. De hecho, mantener relaciones positivas es tan importante para la salud como el ejercicio y un buen plan nutricional”.

De la Redacción de AIM.