“Barry” causa brutales lluvias e inundaciones

“Barry”, que aterrizó el sábado como un huracán de categoría 1 y luego se debilitó rápidamente hasta pasar a ser una tormenta tropical, se encontraba 35 kilómetros al norte-noreste de Shreveport con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora en las primeras horas de la tarde del domingo.

Tal y como han explicado los meteorólogos, los temores de que ‘Barry’ devaste la ciudad baja de Nueva Orleans como lo hizo el huracán Katrina en 2005 son infundados, pero las lluvias previstas podrían causar inundaciones peligrosas de cara al lunes.

‘Barry’, la tormenta tropical de EEUU, causa brutales lluvias e inundaciones

El NHC ha indicado que se esperan hasta 130 milímetros más de lluvia en la zona centro de Luisiana, con tormentas aisladas de entre 250 y 280 milímetros en algunas áreas. “Esta lluvia adicional dará lugar a inundaciones peligrosas y potencialmente mortales”, ha advertido el NHC en un boletín informativo.

El Servicio Nacional de Meteorología ha alertado de que es posible que se formen tornados en partes del sureste de Luisiana, Mississippi, Alabama occidental, Arkansas oriental y Tennessee occidental.

“Barry”, el primer huracán de la temporada de huracanes del Atlántico de 2019, tocó tierra el sábado cerca de Intracoastal City, y se debilitó a una tormenta tropical con vientos de 112 kilómetros por hora.

La tormenta tropical ‘Barry’ ha dejado este domingo lluvias e inundaciones a su paso por el noroeste del estado de Luisiana, en el sur de Estados Unidos, según ha informado el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

El Departamento de Energía confirmó más 66.000 cortes de energía en Luisiana y un total de 72.000 si se suman los ocurridos en Misisipi y Texas. De momento no se tiene constancia de fallecidos.

En virtud de la orden presidencial, el Departamento de Seguridad Interior y la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) se encargarán de coordinar todos los esfuerzos encaminados a “aliviar” los efectos de la tormenta en la población local y a “ofrecer la asistencia adecuada para las medidas de emergencia necesarias” con el fin de “salvar vidas y proteger propiedades, así como la salud y la seguridad públicas”.