Bayer provocó cáncer con el glifosato

Un tribunal de Estados Unidos condenó a la multinacional Bayer pagar 80 millones de dólares a un hombre que contrajo cáncer por el uso del herbicida Roundup en un caso que podría ayudar a determinar el destino de cientos de demandas similares.

Un jurado de seis personas en San Francisco dio su veredicto a favor de Edwin Hardeman, un hombre de 70 años que dijo que usó el producto Roundup -cuyo ingrediente activo es el glifosato– para tratar el crecimiento excesivo de las malezas en su propiedad ubicada en el condado de Sonoma durante años. El jurado encontró que este herbicida fue un factor importante en el linfoma de Hardeman.

El gigante de los agronegocios Monsanto dice que los estudios han establecido que el ingrediente activo en su herbicida ampliamente utilizado, el glifosato, es seguro y amenazaron con apelar la sentencia.

“Estamos decepcionados con la decisión del jurado, pero este veredicto no cambia el peso de más de cuatro décadas de extensa ciencia y las conclusiones de los reguladores de todo el mundo que respaldan la seguridad de nuestros herbicidas basados ​​en glifosato y que no son cancerígenos”, dijo la gigante química Bayer que adquirió Monsanto el año pasado.

Analistas aseguran que resolver los más de 11.200 juicios presentados contra Bayer – Monsanto le llegará a costa al consorcio hasta US$5 mil millones.

Thomas G. Rohback, un abogado litigante en Axinn en Nueva York, dijo que Bayer podría estar buscando un “juego largo” basado en una estrategia de continuar luchando con la esperanza de encontrar algunos demandantes que puedan vencer.

Dos derrotas para Monsanto

Monsanto tiene una chequera ilimitada para pagar un séquito de abogados y cabilderos en todo el mundo, y aún así esta derrota es la segunda relacionada con su producto Roundup.

En agosto del año pasado, un jurado distinto le otorgó a otro demandante, Dwayne Johnson, una indemnización de US289 millones que luego fue recortada a US$78 millones después de que Monsanto apeló.

El juicio de Hardeman puede ser más significativo que ese caso. El juez federal de distrito Vince Chhabria está supervisando cientos de demandas de Roundup y ha calificado el caso de Hardeman y otros dos como “juicios sin precedentes”.

Reguladores gubernamentales de EE.UU. han rechazado que exista una conexión entre el glifosato y el cáncer, a lo cual la empresa se ha sumado diciendo que cientos de estudios establecen que el químico es seguro.

El herbicida fue desarrollado en los 70s y actualmente se venden en más de 160 países siendo Estados Unidos el principal mercado.

Bayer era y es

La gran multinacional Bayer hace poco compró a Monsanto, la empresa que fabricó el glifosato y modificó genéticamente la soja y otras plantas para que lo soportaran

Desde 1925 hasta 1951 Bayer fue parte de IG Farben, un conglomerado de las industrias químicas alemanas que fueron base financiera del nazismo. IG Farben ideó el Zyklon, gas tóxico que se usó en los crematorios durante la guerra.

Cuando los aliados deshicieron IG Farben después de la Segunda Guerra Mundial Bayer reapareció como negocio individual. Fritz ter Meer, condenado por el tribunal de Nuremberg a siete años de prisión, fue nombrado directivo supervisor después de su excarcelación. Hay quien también atribuye a Bayer la participación en la creación de agentes químicos como el gas mostaza, y el tabun, un gas nervioso, frecuentemente utilizados en conflictos bélicos hasta nuestros días.