Berruhet: “Bordet no hizo modificaciones a la política agropecuaria del Gobierno anterior”

El presidente de la Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar), Felipe Berruhet, cuestionó duramente al Gobierno de Gustavo Bordet por la política de Estado que tiene la gestión provincial hacia el campo. El productor advirtió a AIM sobre la arbitrariedad con la que se maneja Economía, los límites de la emergencia agropecuaria, la falta de inversión en infraestructura y servicios y la ausencia de estímulos para que los jóvenes apuesten a la actividad.

Foto: AIM.

Las políticas de Estado del Gobierno de Gustavo Bordet  no benefician al sector agropecuario, ya que “no hay diferencias entre los gobiernos de Bordet y de Urribarri”, aseguró el cooperativista a esta Agencia, y argumentó que la emergencia agropecuaria que declaró el Ejecutivo “es insuficiente, a lo que se suma la fuerte presión impositiva que generó el aumento desmedido del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR)”.

“Desde lo ideológico lo entiendo; si el Gobierno kirchnerista de Bordet tiene esta actitud para con el campo lo respeto, porque fue la actitud de los gobiernos kirchneristas nacional y provincial. Respeto las decisiones de la votación y ese es un mandato electo, legal y tiene que cumplirlo, pero no me gusta que vendan que no son lo mismo, ya que es parte de lo mismo”, dijo el presidente de Coopar.

En ese sentido, remarcó que Bordet “forma parte de lo mismo; en lo social, al impacto no lo podemos medir en números, pero si se puede medir en sensación, es decir, si ante esta sequía (la mayor en los últimos años) el Gobierno de la provincia aumentó en un 50 por ciento el IIR, estamos complicados”, ya que el Estado debería asistir y ayudar para promover la actividad, más cuando ocurren situaciones complejas”.

Al respecto, precisó que  la provincia de Entre Ríos sufrió la peor sequía de los últimos cincuenta años y el Gobierno “declaró una emergencia agropecuaria pero no condice con lo normal,  ya que la medida era para posponer el IIR por un año y ahora sólo lo hacen a las dos primeras cuotas (abril y junio) pero las otras dos del inmobiliario (octubre y diciembre) llegarán con el aumento, lo que es incongruente”.

Berruhet fustigó: “Que alguien del Gobierno explique qué vamos a sembrar nosotros para tener plata en octubre o diciembre; quién nos va a financiar para sembrar; o cómo vamos a hacer para pagarle al Gobierno las dos cuotas antes de los insumos que quedamos debiendo. Es complicarnos hablar en estos términos con alguien que no entiende al sector”, remarcó el contador.

El año pasado el IIR aumentó en promedio el 38 por ciento y este año el 32 por ciento, es decir, en dos años lleva un aumento del 70 por ciento: “¿Qué economía seria, aunque sea individual, resiste eso? No encuentro justificativo, porque no es inflación, porque no se aplica la Ley para determinar el aumento del Inmobiliario. No sé qué parámetros usaron para determinar que el año pasado era el 38, y este año del 32. Eso me lleva a otra conclusión, que nosotros no podemos prever:  ¿Qué pasa si el Gobierno de la provincia el año que viene se le ocurre aumentar un 400 por ciento como hizo el anterior gobierno de Urribarri? ¿Quién lo impedirá? ¿Quién le pone sensatez a esto?”.

Para Berruhet,  no hay pautas claras en Entre Ríos, ya que el Ejecutivo tiene la discrecionalidad para aumentar los tributos: “Si el año que viene tenemos una buena cosecha y consideran  que los productores tienen plata pueden aumentar el 150 por ciento. No queda claro cómo nos regimos, cómo  nos manejamos, qué Leyes respetamos,  y es complicado manejarse así, es muy complicado”.

La posición de la Economía de la provincia genera dos hipótesis: “O no lo entienden o lo hacen adrede. En lo personal, nadie que esté enfrente de la cartera económica de una provincia, o gobernando la provincia, puede desconocer cuáles son las características fundamentales del principal sector productivo. Si vos desconoces eso es porque no estás en sintonía con la situación. Así de sencillo”.

No se recupera jamás

Berruhet explicó que los ciclos de la agricultura se dan cada seis meses, y señaló que “al fracaso de una cosecha no lo recuperas a los seis meses. Es fácil explicar desde el punto de vista económico. Es fácil de entender si uno tuviera la intención de entender cuál es la gravedad de la situación del campo entrerriano. Me parece que es sencillamente inmoral la emergencia como salió ahora, y un aumento del impuesto inmobiliario para el 2018 que había prometido el gobierno según las entidades del campo en un 25 por ciento menos, y que en muchos sectores superó el 50 por ciento”.

Ante ese escenario, se preguntó: “¿Quién nos garantiza que en diciembre no tengamos otra (sequía), o en la gruesa, el año que viene?”.

“Estamos atravesando un momento muy difícil que deberíamos tratar de buscar consenso para salir de una situación económica y climática complicada”, subrayó el cooperativista quien instó a las autoridades del Gobierno a atender las razones del productor agropecuario: “Hace treinta años que soy productor agropecuario y nunca llegó el tiempo en que el Gobierno atienda las razones del productor, por lo que hay que pelear con las necesidades del Gobierno, con el clima y con las Leyes del mercado y estas tres variables alejan sistemáticamente a los jóvenes de la actividad”.

Al respecto, advirtió que “si vos a esto se le suma que no existe conectividad e internet en el medio del campo, que no hay una red vial acorde y que trifásica en el campo cuesta un disparate,  es obvio que el desarraigo es la única consecuencia viable”.

“¿Qué arraigo vamos a poder poner en el campo con estas condiciones?, ¿A qué nuevo productor queremos convencer que tenga veinte, veintidós años que se dedique a la actividad? Cuando nosotros, lo que le venimos desarrollando lo único que tenemos son cúmulos de protesta”, lamentó.

Escenario catastrófico

Si no hay cambios en las políticas de Estado “va a ser complicado; ¿cómo Argentina será el ‘supermercados del mundo’ cuando se maltrata al tipo que produce, a la industria base?”, dijo y ejemplificó:  “¿Cómo vamos a hacer para convencer a los productores nuestros que siembren maíz el año que viene? Con estos niveles de decisiones gubernamentales, es complicado. Es más, el Banco Entre Ríos, por ejemplo, ¿Emitió un comunicado, ya que es el Agente Financiero del Estado para apoyar al sector agropecuario en esta situación?. ¿Va a haber tasa subsidiada? Estamos hablando de cifras que son astronómicas para sembrar (no son dos pesos que uno tiene que tirar al campo para poder obtener una siembra entera), y después cosechar”.