Bordet celebró el triunfo, pero advirtió que el tiempo que viene “será difícil”

Bordet celebró el triunfo, pero advirtió que el tiempo que viene “será difícil”. // AIM

El gobernador reelecto, Gustavo Bordet, festejó el triunfo de la alianza electoral Creer en Entre Ríos, pero advirtió que vendrán tiempos difíciles para la provincia y el país. En ese marco ratificó las políticas económicas que implican la sujeción al Pacto Fiscal y el congelamiento del Estado provincial. Además, adelantó que trabajará para articular un frente nacional opositor. También, confirmó que habrá modificaciones en el Gabinete, registró AIM.

Con una tendencia que lo dio por ganador en toda la provincia, Bordet dialogó con la prensa en el Centro Provincial de Convenciones (CPC).

“Tuvimos un triunfo similar al de las Primarias, superando los 58 puntos (con 25 de diferencia), lo que implica haber ganado la capital de la provincia (Paraná), recuperando cabeceras de departamento como Federación y Diamante y en ciudades en las que hacía mucho nuestro espacio político no tenía triunfos como Maciá, Larroque, Piedras Blancas, Conquistadores y  San Jaime de la Frontera, entre otras”, dijo.  El resultado de la elección “nos pone muy contentos, pero, también, nos genera una gran responsabilidad para estar a la altura de la confianza que los ciudadanos entrerrianos depositaron en nosotros”, apuntó.

En ese marco, advirtió: “El tiempo que viene será un tiempo difícil para nuestro país, para la provincia. Se necesita de la construcción de grandes consensos y desde nuestro gobierno haremos una amplia convocatoria a todos los espacios políticos e instituciones para trabajar en conjunto, poniendo como eje significativo general y excluyente el desarrollo y empleo”. En ese sentido, reafirmó: “Hay valores que hoy los entrerrianos ratificaron en las urnas.  Sobre todo, las estructuras republicanas de la provincia en cuanto a la división de poderes, rindiendo cuenta permanentemente de nuestros actos no solo a los organismos de control público sino, también, a los ciudadanos”.

 

Políticas de Estado

Sobre las políticas públicas de su gestión, Bordet adelantó que no habrá cambios rotundos ni giros significativos, ya que reafirmó la voluntad de sujetarse al Pacto Fiscal, que se acordó con el gobierno nacional de Mauricio Macri. “No hemos tenido exigencia del gobierno nacional. Logramos consensos como el Consenso Fiscal que es beneficioso para la provincia de Entre Ríos, ya que posibilita lograr mejor competitividad para las economías regionales. Es cierto que se resignan recursos pero, también es cierto que ya se hizo la reducción del 50 por ciento en Ingresos Brutos a la industria y el agro y a partir del año que viene se eliminará el 100 por ciento de la Ley 4035 (que es un impuesto distorsivo) y el impuesto de sellos, que grava los contratos comerciales, que mejorará la estructura de costos en las economías regionales y posibilitará la creación de empleo público en el sector privado”, dijo el contador.

Al respecto, aclaró que los empleados públicos no fueron variable de ajuste de su gestión pero explicó que hubo un repliegue del Estado ya que redujo la planta: “Cuando asumí afirmé que el trabajador del Estado no iba a ser la variable de ajuste y así ocurrió; no despedimos a ningún trabajador y si se mira la planta de personal de cuando asumimos a ahora hay, casi, 2000 trabajadores menos, fruto del crecimiento vejetativo”.

Precisamente, Bordet se mostró convencido que “el Estado debe ser viable y el empleo debe ser generado por las economías regionales porque así será sustentable en el futuro. Así seguiremos trabajando, de una manera responsable”.

“Cuando asumí había 12 ministerios y hoy hay cinco; eliminé 120 dependencias políticas (entre ministerios, subsecretarías, direcciones y coordinaciones). Es decir, priorizamos trabajar con orden, responsabilidad y valores muy claros para los entrerrianos y este resultado nos obliga a redoblar y reforzar estos valores de transparencia, austeridad y cuidado de la cosa pública, sobre todos los recursos de los entrerrianos”, aseguró.

 

Articular la oposición nacional

Por otro lado, Bordet se mostró prudente a la hora de hablar del escenario nacional, pero dijo que “Entre Ríos fue cuna del federalismo en Argentina y priorizamos nuestros valores federales, pero entendemos que es importante que haya un gobierno nacional que tenga una propuesta política, social y económica que esté en el mismo sentido que construimos aquí”.

“Hay que construir un gran frente opositor”, aseguró Bordet, quien comentó que el posicionamiento que se tomará a nivel nacional se hará de la misma manera en la que se construyó el frente en Entre Ríos: “Haremos una consulta con los demás partidos políticos para saber qué es lo mejor para la provincia y para la República”.

“Nosotros hoy construimos un proceso electoral en Entre Ríos que es un gran frente que se cimentó en base a consensos, acuerdos y la madurez política de muchos dirigentes que entendieron qué era lo importante para ponernos de acuerdo con un proyecto y un programa de gobierno. Esa construcción debe darse a nivel nacional, que permita encontrar consensos.  Más allá de los nombres propios que se propongan hay que salir de un esquema que priorice una renta especulativa financiera para ir a uno que permita la producción, desarrollo y empleo”, aseguró.

 

Stratta: “Es un enorme desafío poder representar a todos los entrerrianos”

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social y vicegobernadora electa, Laura Stratta, consideró que “es importante poner en valor la decisión (de Bordet) de interpretar una demanda histórica de las mujeres, poniendo a la mujer en lugar de decisión y acción”.

“A lo largo y ancho de la provincia hay mujeres protagonizando como candidatas a intendentas, legisladoras y concejales, por lo que es un enorme desafío poder representar a todos los entrerrianos pero, también, poder llevar la agenda la agenda de la mujer como parte del camino que transitaremos en la etapa que viene”, subrayó.