Buenos Aires: Advierten sobre la concentración de agroquímicos en humedales

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp) analizó el impacto producido por la toxicidad de esos contaminantes en los humedales de la región.

Muestras obtenidas de los arroyos del cinturón hortícola de La Plata determinaron concentraciones elevadas de agroquímicos en sus sedimentos

Los humedales son áreas cubiertas de agua y vegetación que suelen encontrarse en las zonas bajas del relieve. Se trata de ecosistemas que cumplen un rol fundamental para el medioambiente, no solo por su biodiversidad, sino por su función como reservorios de agua, controladores de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

A lo largo del tiempo, los habitantes de las zonas periurbanas de la región fueron modificando el tipo de uso del suelo: al principio hubo una ganadería extensiva sobre pasturas naturales, luego se pasó a la agricultura, y en las últimas décadas la horticultura se impuso por sobre el resto de las actividades.

La incorporación de los invernaderos para el desarrollo de cultivos en épocas donde resultaría imposible su producción, incrementó el uso de insecticidas, fungicidas y herbicidas. Pero los productos químicos que se aplican en los campos, terminan llegando indefectiblemente a los cuerpos de agua, como arroyos, ríos y lagunas.

Además, los agroquímicos afectan la fauna acuática y ocasionan la desaparición o disminución de los organismos más sensibles, pero los resultados indican también que los humedales representan zonas de atenuación que contribuyen a disminuir el impacto sobre la fauna. De esta forma los agroquímicos pueden precipitar a los sedimentos o ser incorporados por la vegetación, disminuyendo así la toxicidad aguas abajo y contribuyendo a mantener la fauna sensible a los agrotóxicos que predomina en los arroyos.

El equipo de investigación del Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet” (Ilpla – Unlp – Conicet) se encuentran abocado a evaluar el impacto ambiental producido por la horticultura sobre los humedales de la zona platense. Los investigadores realizaron trabajos de campo en la Estación Experimental que posee la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales en Los Hornos, donde se sembró soja de la misma manera que lo hace cualquier productor agropecuario.

Se aplicaron los insecticidas más utilizados (cipermetrina, endosulfan y clorpirifos), y se simularon lluvias mediante un circuito de riego por aspersión. Así se logró comprobar que, al principio de una lluvia, el agua se infiltra en el suelo, pero con posterioridad comienza a escurrir superficialmente incorporándose de esta manera a los arroyos y lagunas adyacentes.

Noticias Ambientales.-