C5N y el duro golpe a la libertad de expresión

Ante la negativa de acceder a la apertura de una cuenta inembargable para que el personal pueda percibir sus salarios, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) advierte que la resolución no solo ataca derechos, fuentes y condiciones laborales sino que asesta un duro golpe a la libertad de expresión, lamentaron a AIM desde el gremio, y reclamaron que el Congreso trate el proyecto de ley de emergencia laboral.

C5N y el duro golpe a la libertad de expresión

El fallo de la Sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial que impide la apertura de una cuenta al solo efecto de depositar allí los salarios de las y los trabajadores, tal como había resuelto en primera instancia el juez Javier Cosentino, pone en peligro la continuidad de un medio.

Por lo tanto, “exigimos la inmediata intervención del Estado para asegurar los puestos de trabajo de los compañeros de C5N, como así también la continuidad de un importante canal informativo para la sociedad”, destacaron a AIM desde el Sipreba, que ratifica que el respeto de los derechos laborales “debe ser un pilar fundamental en democracia, y que tiene además la obligación de garantizar el derecho al acceso a la información por parte de la población y la libre expresión de los trabajadores de prensa”.

En ese sentido, afirmó a esta Agencia que “este no es un caso aislado, dado que gran parte de los medios de nuestro país se encuentra en una grave crisis. En los últimos años hemos perdido más de tres mil puestos de trabajo, situación de la que el Gobierno no es ajeno y, como en cualquier industria en crisis, debe asumir la responsabilidad de buscar una solución”.

Por eso, de una vez por todas, “exigimos que se vote el proyecto que oportunamente presentamos en el Congreso para declarar una ley de emergencia laboral en nuestra actividad”, remarcaron desde el Sindicato.

Cabe destacar que la situación comprende no sólo a C5N, sino también a minutouno.com y las radios Mega 98.3, Pop 101.5, Vale 97.5, One 103.7 y Radio 10. En tanto, unas 400 familias viven del trabajo en estos medios.