Chocolate amargo, ojos dulces

Una prueba con estudiantes de la universidad de Palabra Encarnada, San Antonio, Estados Unidos, fue contundente acerca de la mejora de la visión de los que dos horas antes habían probado una barra de chocolate amargo.

El 70 por ciento de los participantes obtuvo mejores resultados después de probar el chocolate negro.

El 70 por ciento de los participantes obtuvo mejores resultados después de probar el chocolate negro. La mayor mejora se encontró en la sensibilidad al contraste, que es la capacidad de distinguir entre valores claros y oscuros en situaciones de poca luz o deslumbramiento. Otra mejora se vio en la nitidez visual, que es la capacidad de distinguir letras o números a distancia.