Ciudades que gestionan bien los residuos

El primer lunes de octubre, por decisión de la Organización de las Naciones Unidas, se celebra el Día Mundial del Hábitat, dada la importancia del hábitat, el crecimiento de la población y las condiciones del medio en que vivimos. Igualmente cada año se elige un tema diferente, que generalmente está relacionado con el hábitat del ser humano, registró AIM. El enfoque de las celebraciones de este año, busca concienciar acerca de las medidas para abordar los desafíos en el Manejo de Residuos Sólidos Municipales. La campaña, que tiene como eslogan “Ciudades que gestionan bien los residuos”.

Ciudades que gestionan bien los residuos.

En diciembre de 1985, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el primer lunes de octubre como el Día Mundial del Hábitat.

El Día Mundial del Hábitat ofrece una oportunidad para difundir el mensaje de Hábitat para la Humanidad, de que todo el mundo merece un lugar adecuado donde vivir, y nos motiva a hacer algo al respecto. La reflexión comienza el primer lunes de octubre, cuando los colaboradores, voluntarios, donantes, familias, aliados y amigos de Hábitat para la Humanidad se unen por la causa.

Cuando promovemos el acceso universal a la vivienda adecuada, esperamos cambiar los sistemas que limitan las oportunidades de vivienda para familias de bajos ingresos, y asegurar que la vivienda económica sea una realidad para todos.

El propósito

Llamar la atención a la necesidad de mejorar las condiciones de vivienda alrededor del mundo.

1,6 mil millones de personas en el mundo habitan en viviendas inadecuadas; mil millones de esos residen en asentamientos informales.

Para el año 2030, se estima que 2 mil millones vivirán en asentamientos precarios y barrios marginalizados.

Moldelando el futuro de nuestras ciudades y pueblos

Las ciudades y los asentamientos humanos son el lugar donde interactuamos social, cultural, política y económicamente, y donde nos desarrollamos como seres humanos. Modelan nuestra forma de vida. Las urbes están afrontando desafíos demográficos, después de que se haya producido un traslado sin precedentes del mundo rural al urbano. Se espera que en 2030, un 60 por ciento de la población mundial resida en áreas urbanas, especialmente en regiones de África, Asia y América Latina. En ausencia de una adecuada planificación urbana, las consecuencias del rápido desarrollo de las ciudades pueden ser trágicas.

En muchos lugares, los efectos de una mala política de urbanización se están notando ya con la falta de viviendas apropiadas y la creación de zonas deprimidas y sin infraestructuras, lo que fomenta la pobreza, el desempleo, la delincuencia, la contaminación y los problemas de salud pública, así como respuestas insuficientes ante los desastres naturales o catástrofes debidas a los efectos del cambio climático.

Teniendo estos retos en mente, los líderes mundiales crearon en 2015 el Objetivo número 11 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que propone la creación de urbes inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

Además, las Naciones Unidas designaron el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades y sobre el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También tiene la intención de recordar al mundo que todos tenemos el poder y la responsabilidad de moldear el futuro de nuestras ciudades y nuestros pueblos.

Manejo de Residuos Sólidos Municipales

Solid Waste Management es un problema global que afecta a todos. La cantidad de desechos producidos por individuos crece día a día y con frecuencia les cuesta a las autoridades locales una gran proporción de su presupuesto. La mala recolección y eliminación de desechos sólidos puede ocasionar serios problemas de salud debido a vertederos incontrolados y a la quema de desechos. También conduce a aire y agua contaminados.

Un cambio en las actitudes del público para minimizar desperdicios y dejar basura, regularización de recicladores informales, mayor reciclaje y reutilización, financiamiento suficiente, planificación de desechos sólidos incluyendo vertederos adecuados, puede ayudar a las ciudades a mejorar el estado actual del manejo de desechos sólidos y ahorrar dinero para convertirse en ‘ciudades desperdiciadas’.

El enfoque de las celebraciones de este año, busca concienciar acerca de las medidas para abordar los desafíos en el Manejo de Residuos Sólidos Municipales. La campaña, que tiene como eslogan “Ciudades que gestionan bien los residuos” busca además, concertar esfuerzos y realizar actividades para:

Crear conciencia de que la situación, de los residuos sólidos municipales, es un reto mundial que todos nosotros necesitamos abordar

Facilitar un entorno para desarrollar políticas, diálogos y alianzas

Promover la creación de soluciones innovativas al reto del manejo de residuos sólidos municipales

Movilizar recursos para hacer frente a los desafíos municipales de residuos sólidos

La campaña internacional incluye la ejecución de una serie de eventos alrededor del día central, así como la difusión de herramientas de comunicación a través de diversos canales. El evento principal será realizado en Nairobi, Kenia el 1 de octubre de 2018.

¿Qué es el hábitat?

El hábitat es el lugar donde un organismo vive y encuentra lo que necesita para sobrevivir: refugio, aire, agua, alimento y espacio. Los seres humanos, como organismos vivos, para poder vivir en nuestro medio, necesitamos tener todos estos elementos. Tanto las grandes ciudades como los pueblos o las aldeas remotas en bosques o estepas son nuestro hábitat, y es nuestro deber (y nuestra necesidad) cuidar el entorno para asegurar nuestra propia supervivencia.

Dada la importancia del hábitat, el crecimiento de la población y las condiciones del medio en que vivimos, la Asamblea General de la ONU decidió en 1985 que cada primer lunes de octubre se celebrara el Día Mundial del Hábitat. Además, la ONU creo una agencia especializada en la gestión y el desarrollo integral de los Asentamientos Humanos, la -Cnuah (Hábitat).

El Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, trabaja principalmente por el logro del derecho de todo ser humano para contar con un lugar en el cual vivir en paz y dignidad, tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados. Una de sus principales áreas de trabajo son los llamados “barrios de tugurios”: las grandes áreas de chabolas e infraviviendas que se extienden alrededor de muchas ciudades y que no cuentan con servicios mínimos (alcantarillado, agua, luz, escuelas…) Además, busca vías para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los más necesitados en estos asentamientos de bajos ingresos.

Las ciudades como hábitat

Hoy en día la mitad de la población del mundo vive en ciudades y para el año 2030, las poblaciones urbanas habrán crecido hasta duplicar el tamaño de las rurales. Además, se calcula en mil millones la población del mundo que se aloja en viviendas inadecuadas: de éstos, más de 100 millones carecen por completo de hogar.

Las ciudades crecen porque ofrecen oportunidades y prometen una vida mejor. Desafortunadamente, en las zonas marginales de la ciudad, sus habitantes no disfrutan de muchas de las ventajas de la vida urbana, incluido el acceso a servicios básicos ; la mayor parte de ellos no tienen acceso a los servicios esenciales, ni a los sistemas oficiales de financiación que les permita mejorar sus condiciones de vivienda.

El Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos-Cnuah- (Hábitat) trabaja para mejorar las condiciones de vida de las ciudades, sobre todo en aquéllas más grandes y más densamente pobladas, que se han convertido en megaciudades, con más de diez millones de habitantes y que tienen tendencia a encontrarse en el Sur.

El Día Mundial del Hábitat, ofrece una oportunidad para reflexionar sobre el estado actual de las ciudades y la vivienda en general y tomar acciones para hacer de las ciudades, comunidades más seguras y más habitables para todos.