Como cuidar la piel del frío

Llegó el frío y a medida que los días se hacen más cortos, las temperaturas se vuelven inclementes. Es necesario que tu piel esté lista para afrontar el cambio de estación. Con solo algunos pequeños cambios en tu rutina de belleza podrás asegurarte de tener un rostro saludable y luminoso. Sigue estos pasos y prepárate para verte fabulosa bajo cero. 

Como cuidar la piel del frío.

La hidratación es clave

Durante los meses de frío es usual que bebas menos líquido y esto se refleje en tu piel, que se verá más opaca y se volverá quebradiza. No dejes de incorporar al menos ocho vasos de agua, infusiones o bebidas sin azúcar al día.

Nutrí tu cuerpo

La palta, la espinaca y las nueces son algunos de los alimentos que te ayudarán a mantener tu piel luminosa y saludable durante todo el año debido a su alto contenido de antioxidantes y vitaminas A y E..

Protegé tus labios

El frío es enemigo de una sonrisa suave e hidratada, así que poné especial cuidado en ella. Aplicá todos los días un bálsamo hidratante, y llevalo en tu bolso para retocarte cuando sientas que tus labios se ponen tirantes.

Cambiá tu crema diurna

Seguramente durante la época de calor tu crema diurna sea ligera, pero es hora de cambiarla por una más nutritiva, que te prepare para las inclemencias del invierno. Si tu piel es oleosa, podes elegir una fórmula oil-free, pero asegurate de que contenga suficientes complejos vitamínicos para que tu rostro no pierda elasticidad.

Despedite de tónicos antibrillo y astringentes

El viento helado y los cambios de temperatura bruscos al entrar y salir de lugares calefaccionados resecarán tu piel, de modo que no necesitarás tónicos que controlen el brillo de tu rostro ni astringentes, que podrían generar enrojecimientos.

Filtro solar, siempre

Los rayos UV están presentes durante todo el año, así que no dejes de proteger tu piel. Podes elegir maquillajes que contengan FPS 8 como mínimo (15 si tu piel es muy delicada), o aplicar una crema diurna liviana con protección antes de salir de casa.

Cambiá el tono de tu base de maquillaje

Durante el invierno perderás el bronceado que conseguiste durante la temporada de playa y volverás a tu tono natural. Asegurate de que tu base de maquillaje esté a tono y no sea demasiado oscura.

Exfolia tu piel con delicadeza

Los meses en los que no solemos estar expuestas al rayo del sol son ideales para realizar peelings suaves y exfoliar regularmente el rostro para eliminar células muertas y devolverle luminosidad. Aprovechá esta época para hacerlo sin correr el riesgo de manchar tu piel.

Periodismo.com