Cristina será candidata a vicepresidente de Alberto Fernández

La senadora nacional lo anunció a través de su cuenta de Twitter, en el que pronunció un renunciamiento a ser primera en la fórmula, cediendo ese lugar a quien fuera su jefe de Gabinete durante su primera presidencia.

Cristina será vice de Alberto Fernández

La expresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner anunció este sábado a través de un audio posteado en su cuenta de Twitter que le propuso a Alberto Fernández que sea su compañero de fórmula, pero no como vice, sino siendo ella su segunda.

Le propuso, dijo, “que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice, para participar de las elecciones Primarias, Abiertas y Simultáneas”.

En el mensaje, recordó que conoce a Alberto Fernández desde hace más de 20 años y admitió que con el dirigente tuvieron diferencias. “Fue jefe de Gabinete de Néstor (Kirchner) durante toda su presidencia, lo vi junto a él decidir, acordar y buscar la mayor amplitud posible. Fueron tiempos muy difíciles, pero estos que estamos viviendo son dramáticos. Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle”, sostuvo la senadora nacional.

El mensaje, de casi 13 minutos, titulado “En la Semana de Mayo, reflexiones y decisiones. Sinceramente Cristina”, arranca diciendo: “Hoy sábado 18 comienza la Semana de Mayo y el próximo 25 se cumplen 16 años del día en que Néstor asumió como presidente de un país devastado”.

“Quiero dirigirme a mis compatriotas para compartir reflexiones y decisiones”, inicia la ex presidente el mensaje grabado, en el que destaca que “nunca me desvelaron los cargos políticos ni fueron mi principal motivación”.

“Después de haber sido dos veces presidenta de este país, la expectativa o ambición personal están subordinadas al interés general”, indicó la senadora de Unidad Ciudadana, antes de dar a conocer su decisión de presentarse como candidata a vicepresidente.

Cristina se refirió a la “frustración actual” que viven los argentinos, producto de “una estafa electoral que facilitó la llegada de Mauricio Macri al poder”, y advirtió que la reelección del presidente sería una nueva frustración política: “Sumergiría a la Argentina en el peor de los infiernos”.

Dijo que está convencida de que la fórmula Fernández-Kirchner “es la que mejor expresa lo que en este momento la Argentina necesita para convocar a los más amplios sectores sociales y políticos y económicos también”.

Insistió en que no se trata de ganar una elección sino también de gobernar a un país empobrecido y endeudado: “Se va a tratar de tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido. Está claro, entonces, que la coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia que la que haya ganado las elecciones”.

La flamante candidata a vice recordó que estas palabras las había dicho días atrás, en el Congreso del PJ, donde les pidió a los dirigentes dejar de lado las ambiciones políticas y vanidades personales. “Yo estoy dispuesta a aportar desde el lugar que pueda ser más útil”, remarcó en clara alusión a bajarse de la candidatura presidencial para acompañar a Alberto Fernández en la fórmula.

“Tengo la certeza que nuestro pueblo no espera palabras huecas. Necesita gestos y hechos concretos que den certeza y seguridad a una unidad que comience a ordenarles la vida que con tanta perversidad este gobierno les desordenó en 3 años. Creo que este es el camino”, enfatizó.

Además, se preocupó por dejar en claro que si vuelve al Gobierno no repetirá lo del 2003 al 2015. “El mundo está distinto y nosotros también”, remarcó. Pero hizo foco en la situación de endeudamiento y empobrecimiento actual, que “es peor que en 2001”.

“Siempre pensé que gobernar es dar nuevas respuestas a los nuevos desafíos, en especial a los más jóvenes. Ustedes saben que ellos y ellas son mi debilidad. Gobernar no es solo firmar decretos o dar discursos. Es principalmente tomar decisiones que sean comprendidas, aceptadas y compartidas por la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Y que ese pueblo perciba que ellas son para mejorarle su calidad de vida. Y para que sus hijos, sus hijas, sus nietos y sus nietas vuelvan a tener futuro”, resaltó.

En otra parte del video aprovechó para defenderse de la “despiadada campaña de mentiras y difamaciones”. Y aunque evitó dar nombres, apuntó directamente al Gobierno. “Ustedes saben quiénes son y cómo lo han hecho. Ellos solos se delatan por sus expresiones públicas y malas acciones. No es casual que, además de esas mentiras, esa difamación y ese odio le han servido a aquellos que las instalaron para beneficiarse en lo económico hasta límites nunca vistos”, sentenció.

La ex presidente aseguró que no la mueven ni el odio ni el rencor para volver a candidatearse: “Mi decisión es una contribución a la construcción de un país distinto, que la tomo como una inmensa responsabilidad ante la historia”.

La primera vez que Cristina habló de un “nuevo contrato social” fue durante la presentación de su libro “Sinceramente” en la Feria del Libro, y ahora volvió a referirse a esa cuestión. En ese sentido, pidió convertir el descontento social en una nueva propuesta.

“El descontento nunca modificó la realidad. Pero si ese descontento adquiere etapas superiores de unidad y coordinación va a abandonar el camino de la queja para transformarse en el camino de la propuesta. Y yo quiero ser la primera en esto de ejercer el acto de responsabilidad ciudadana”, aseguró.

Cristina dijo que asumirá este nuevo compromiso “con responsabilidad y con el convencimiento absoluto que es lo mejor para nuestro pueblo y nuestra Argentina”.

Y también se hizo un espacio para hablarles a los ciudadanos que están padeciendo la crisis económica y no llegan a fin de mes, a los que perdieron el trabajo y a los que ya no pueden pagar las tarifas de los servicios públicos.

“A mis compatriotas que contemplan absortos como el Estado cada vez se aleja más del pueblo y solo beneficia a los sectores más poderosos y ricos. A todos y a todas les pido que no desmayen, que no se resignen. Sabemos y saben que un país mejor no es una utopía. Que un país mejor es posible porque ya lo vivimos, lo acariciamos y lo sentimos”, afirmó.

En tanto, concluyó: “Reconstruir, entonces, un país para todos y todas debe ser no sólo nuestro sueño, sino nuestro objetivo. Los quiero mucho a todos y todas. Cuídense mucho”.