Cristina Kirchner realizó un imprevisto viaje a Cuba para visitar a su hija

El viaje de Cristina Kirchner a Cuba, el quinto este año, no estaba en la agenda de todos. Al menos no en la agenda de los equipos que organizaban sus actividades de campaña. Sin embargo, el mismo día en que Alberto Fernández, candidato a presidente del Frente de Todos, volvió a pisar suelo argentino, los abogados de su compañera de fórmula presentaron un nuevo pedido ante el Tribunal Oral Número dos para viajar a la isla.

El motivo para ausentarse del país que esgrimió en el escrito fue “personal”. Hasta ahí la solicitud se hizo tal como ocurrió en las ocasiones anteriores en que decidió viajar a ver a su hija, Florencia, bajo tratamiento médico en Cuba. Los jueces autorizaron su viaje.

Por este cambio de planes quedó postergada una nueva presentación de  su libro, Sinceramente, prevista para este sábado en La Matanza, en el marco de la Feria del Libro que organiza ese municipio y se reprogramó también su visita a Salta.

El equipo de la intendenta Verónica Magario, candidata a vicegobernadora por el Frente de Todos, también se enteró ayer de la decisión de CFK de volar hacia La Habana. En ese momento, también avisaron a los matanceros que Cristina Kirchner ya tiene el pasaje de regreso para el próximo lunes 16 y explicaron que “sólo fue un problema de coordinación de agendas”. Y acordaron reprogramar la actividad para el sábado 21 o el domingo 22 de septiembre como clausura y no como apertura de la Feria del Libro. La explicación sobre la presentación 48 horas antes del viaje fue que se hizo para evitar filtraciones y especulaciones. “Siempre se filtra información desde Tribunales”, se quejaron.

Hace un par de semanas cuando CFK presentó Sinceramente en La Plata tuvo que interrumpir una respuesta por la emoción que le provocó la mención de la situación de su hija Florencia que se encuentra en Cuba, bajo tratamiento, desde el verano. Visiblemente conmovida, terminó ahí mismo el acto y se dedicó a firmar ejemplares del libro.