Delegados de FAA analizaron la realidad de la producción entrerriana

Delegados de FAA analizaron la realidad de la producción entrerriana.

El Consejo de Delegados de Federación Agraria Argentina (FAA) se reunió en Villaguay. En el encuentro se analizó la realidad del sector en la provincia. Los productores celebraron la cosecha de trigo pero se mostraron prudentes sobre las altas expectativas que había sobre la cosecha gruesa. Además, advirtieron que los sectores arrocero y lechero pasan un momento delicado.  Reclaman al Gobierno créditos accesibles para promover la producción. Además, aguardan expectantes el decreto sobre fitosanitarios que se comprometió a firmar el gobernador Gustavo Bordet, informó a AIM el vicepresidente primero de la entidad, Elvio Guia.

En el encuentro que se realizó en el Centro Comercial de Villaguay, los delegados del tercer distrito hicieron un balance del año, “donde se repasó los resultados de la cosecha de trigo que fueron muy buenos”, pero se observó que hay problemas estructurales que aún no se resuelven con las economías regionales (como la arrocera, la lechería y la citricultura), infraestructura y la aplicación de pulverizaciones.

La cosecha fina, en líneas generales,  “fue muy buena, pero hay mucha preocupación por la gruesa, por las lluvias que aparecen casi diariamente”, contó el referente nacional, quien precisó que  las contingencias climáticas hicieron que se atrase mucho la cosecha de soja: “Hay muchos lotes que se sembraron de soja se están perdiendo por exceso de humedad”, indicó el dirigente. Al respecto comentó que “hay una gran esperanza sobre la cosecha que viene, pero hay mucha preocupación por la incertidumbre que genera que no se pueda implantar”.

A los inciertos resultados de la cosecha gruesa se suma “la preocupación muy grande por la falta de condiciones de posibilidad para financiar al sector y la situación que atraviesan las economías regionales”.

En ese marco, Guía precisó que los bancos (públicos y privados)  no tienen pautas claras: “Se cambian las condiciones, aumentan los costos de financiamiento como la tarjeta del Agronación (que pasó del 55 al 65 por ciento)”.

Los productores celebraron la cosecha de trigo pero se mostraron prudentes sobre las altas expectativas que había sobre la cosecha gruesa.

Al respecto, Guia apuntó que “créditos blandos no han salido” y no hay políticas estatales que apunten a financiar tasas de interés, a lo que se suma la grave situación del Banco de la Nación Argentina (BNA)  “que tiene problemas de liquidez y trabaja a menos de media máquina”. Lo que ocurre con el Nación “genera una gran preocupación, ya que siempre fue la entidad que financió al circuito productivo y ahora está en crisis por lo que se volvió un banco caro en comparación con los privados, a lo que se le suma la burocracia, porque tiene procesos muy lentos (que duran meses) que cansan”.

Por otro lado, se dialogó sobre la situación de las producciones de arroz y lechería. En ese sentido, precisó que el sector arrocero “sigue teniendo costos elevados, es decir, hay cuestiones que no se pudieron resolver más allá de la voluntad de los Gobiernos, como el tema de las tarifas y cargos fijos, que hacen que el arroz esté en una situación complicada”.

En tanto, la situación de la lechería no mejoró: “El valor que percibe el productor por litro está a 8 pesos, se está un peso atrás de Santa Fe, Córdoba y las demás provincias y estas lluvias hará que el precio suba por el faltante de leche, pero, igualmente, se está lejos de los precios que debería estar cobrando el productor que, históricamente, fueron 30 centavos de dólar, porque con un litro de leche se debería comprar dos quilos de maíz pero los precios siguen deprimidos en la provincia y el Gobierno no le encuentra la vuelta”.

Por su parte el sector citrícola pasa una grave situación, “ya que el mercado interno está deprimido, los precios no acompañan y hay costos elevados”, apuntó.

 

A la espera del Decreto reglamentario sobre buenas prácticas agrícolas

Por otro lado, los delegados se mostraron expectantes sobre los plazos para la reglamentación de la aplicación de fitosanitarios: “Los productores esperan muy ansiosos que, de una vez por todas, salga el Decreto que vuelve a habilitar, con buenas prácticas agrícolas,  las pulverizaciones cerca de las escuelas rurales”.

“Esto es ya una cuestión social, no es por la soja (que son muy pocos los campos cerca de las escuelas rurales que producen soja), sino que hay productores de leche, de vacas, hibernada y pastura quienes viven alrededor de las escuelas rurales y precisan una certeza de qué hacer con esos campos porque hoy, prácticamente, están improductivos”, apuntó Guía.