Delimitan los lotes para los proyectos productivos en el ex campo de Yedro

La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Uner junto con la Federación Agraria avanza en los trabajos para instalar una colonia productiva en el paraje Guardamonte, del departamento Tala. Se trata de una propiedad expropiada por la Justicia en el marco de una condena por enriquecimiento ilícito. El secretario de Extensión de la unidad académica, Rodrigo Penco, dijo a AIM que la idea es poder zonificar terrenos con iguales condiciones productivas para 14 familias que presenten propuestas para afincarse. 

A fines de 2017 la Federación Agraria y la Universidad Nacional de Entre Ríos presentaron a una convocatoria de la Provincia para definir qué uso se le daba al campo que perteneciera al exsenador provincial Mario Alberto Yedro (PJ) y le fuera expropiado por la Justicia en 2005 tras como parte de una condena por el delito de enriquecimiento ilícito. Fue así que ganaron con un proyecto productivo que derivó en la sanción en diciembre pasado de una ley provincial N° 10.665 que crea la Colonia Productiva Guardamonte También otorga el marco legal para una Comisión Asesora que monitoreará la delimitación de parcelas y asignación de las mismas con una vivienda a los interesados en trabajar la tierra. Justamente a esta tarea se encuentra ahora abocada la Facultad de Ciencias Agropecuarias, contó Penco a esta Agencia. La idea es delimitar las 2.164 hectáreas que componen la hacienda y fraccionarlas para unidades productivas, así como asignar predios para la policía e instituciones educativas. “El casco quedó para un uso en común, y el resto quedó destinada para dividirse en parcelas y ser colonizadas”, detalló el docente.

“La Comisión –que componen distintos estamentos y actores– recibe las postulaciones y luego designa quiénes ocuparán cada terreno. Asimismo designó a la Facultad para que haga la división de la tierra, que es la etapa que transitamos ahora. Lo que se decidió es que el campo se divida en 14 parcelas que no tiene que tener necesariamente iguales dimensiones, sino que tienen que ser de igualdad de condiciones de producción. Por eso intervenimos ahora de relevamiento de condiciones de suelo, pastizal, de monte, de la topografía para dividir y que cada parcela tenga la misma capacidad de producir”.

Los proyectos son para ganadería bobina, ovina de cría y apicultura, según fue definido. Quienes deseen participar para obtener un lote en condiciones de pago en cuotas flexibles deberán ajustarse a este tipo de actividades, contar con cierto capital para iniciarse y estar dispuestos a habitar en el lugar. Cada parcela se estima quedará de entre 120 y 130 hectáreas, así como también se le asignará 14 viviendas del plan habitacional que construyó en el lugar 50 unidades en el casco que nunca se ocuparon. Pronto, se adelantó, se abrirá la convocatoria para los interesados.