Despierta Paraná denunció “las falencias urbanas y ambientales” del puente Santa Fe-Paraná

Se realizó este miércoles una jornada abierta en el recinto de la Cámara de Senadores de Entre Ríos, donde profesionales de distintas entidades compartieron información sobre el proyecto de obra del puente Santa Fe-Paraná. Patricia Pajares, integrante de Despierta Paraná, dijo a AIM que “se trata una obra que tiene su razón de ser, pero que debe replantear sus impactos urbanos y ambientales”. Durante la exposición dieron a conocer además un proyecto de ley para regular la protección de la ciudad en ambos sentidos.

Ante una gran cantidad de público general, los senadores de Entre Ríos participaron de una jornada donde se brindaron detalles del proyecto de enlace entre ambas ciudades capitales de provincia. Las exposiciones estuvieron a cargo tanto por integrantes de Despierta Paraná, como por profesionales de la Defensoría del Pueblo y del Colegio de Arquitectos. “El objetivo fue el de compartir la poca información que hay sobre la problemática, y en este sentido se reconoció a la Cámara de Senadores por brindar un espacio para fomentar el debate”, dijo Pajares.

Además dijo que el enlace “es una obra que tiene su razón de ser”. Explicó que desde Despierta Paraná “se estudió seriamente el espíritu de la licitación pública y se concluyó que es una obra que beneficiará en gran medida el tráfico comercial”. Sin embargo, el problema del proyecto “son las falencias en la parte urbana y ambiental”.

“Toda obra tiene su impacto ambiental, pero en este caso los bienes en juego son muy grandes: corren riesgo el túnel subfluvial, la planta potabilizadora de agua, y una zona ya protegida por decretos y ordenanzas municipales. Entonces, la pregunta que nace es: ¿Dónde están los estudios de impacto urbano y ambiental?, ¿realmente se hicieron? Porque consta que no fueron realizados”, detalló.

En cuanto a los detalles técnicos, Pajares recordó que “la traza propuesta fue rechazada por la consultora técnica”. Entonces, especificó, “no se sabe en base a qué se decidió colocar la cabecera del puente entre la torre de alta tensión y el ingreso al complejo Toma Vieja”. Y agregó que, incluso, el recorrido propuesto actualmente “no cumple con el objetivo de descongestionar la Ruta Nacional N° 168, porque desembocará en el peaje del lado santafesino. Es decir, que se vuelve a colocar cuatro mil camiones diarios en la autovía”, señaló.

Finalmente, consignó que “se debe consolidar una traza que no beneficie solo al lado santafesino, porque la obra así lo hace en un 80 por ciento”.

Propuestas presentadas

Despierta Paraná aprovechó la jornada para dar a conocer un proyecto de ley “que será introducido dentro de poco tiempo en una de las cámaras”. Se trata de una iniciativa que “buscará ampliar las protecciones ambientales y urbanas en base a las normativas vigentes”, detalló Pajares. Asimismo, se planteó la propuesta “de fijar un plazo para que personal idóneo evalúe lo ya concretado de la obra, a fin de analizar sus impactos”.

“Las esperanzas nunca se pierden”, contó la activista sobre las expectativas respecto a la resolución del conflicto. “Las alternativas existen porque no se propone reevaluar el estudio, sino retomar los dictámenes tanto de la consultora como de los foros de conectividad”, explicó.

Para finalizar, reflexionó: “El nombre del movimiento Despierta Paraná refleja muy bien su espíritu, porque hace dos años se veía alejada la posibilidad de debatir o tener información sobre esta temática. Sin embargo, se está levantando a la ciudadanía y concretando acciones que puedan generar iniciativas que no nos perjudiquen a largo plazo.”