Discriminación cero

El 1 de diciembre de 2013 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 1 de marzo de 2014 como Día Internacional para la Cero Discriminación, registró AIM. Esta fecha es una buena ocasión para celebrar la diversidad y rechazar la discriminación.

«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos». Artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948.

Transcurridos más de 70 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobara la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la discriminación sigue aquejando a nuestras sociedades. Provoca prejuicios, limita las oportunidades de millones de personas y puede generar maltrato y violencia.

Comunidades enteras sufren cuando no se planta cara a la discriminación. Limitar las posibilidades de las niñas y las jóvenes de gozar de una educación adecuada no solo restringe las oportunidades individuales, sino que impide que las sociedades se beneficien de un mayor acervo de talento. La discriminación de las personas en razón de su raza genera sufrimiento individual y debilita la cohesión social. Estigmatizar a quienes viven con el VIH desincentiva a las personas a hacerse la prueba y a recibir la asistencia sanitaria y el tratamiento, que son vitales.

Hay muchas maneras en que podemos combatir la discriminación y fomentar la tolerancia y la compasión: hablar cuando vemos algo que está mal; aumentar la sensibilización; apoyar a las personas que han sido objeto de discriminación; y mostrar los beneficios de la diversidad.

Vivir de otra forma

Podemos vivir de otra forma. Onusida por ejemplo, trabaja para que la gente se abra y tienda la mano.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida) lidera e inspira al mundo para conseguir su visión compartida de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. El Onusida reúne los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (Acnur, Unicef, Pma, Pnud, Unfpa, Unodc, Onu Mujeres, Oit, Unesco, Oms y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados globales y nacionales para maximizar los resultados de la respuesta al sida.

El nacimiento de la fecha

El Día Mundial para la Cero Discriminación nació en 2013 cuando el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida) junto a la defensora y  ganadora del premio Nobel de la Paz, DawAung San SuuKyi, lanzó la campaña #zerodiscrimination, exhortando a un cambio global.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 1 de marzo de 2014 Día Internacional para la Cero Discriminación. Esta iniciativa hace un llamado para la transformación de las sociedades a fin de lograr cero discriminaciones a nivel mundial.  El distintivo que se utiliza es la mariposa, como símbolo de transformación para llegar a la discriminación cero.

Desgraciadamente hoy en día se sigue sufriendo discriminación por motivos de raza, religión, nacionalidad, orientación sexual, identidad de género, discapacidad, sexo o edad. Es realmente triste que tenga que existir un día así. Pero hay que concienciar a todo el mundo de que igualdad es un derecho fundamental. Todas las personas tienen que recibir un trato en que se respete su dignidad humana, autonomía, privacidad y confidencialidad.