Docentes reclaman actualización mensual de los salarios en Entre Ríos

Agrupaciones gremiales docentes y movimientos políticos de izquierda instaron a “levantar las banderas del sindicalismo combativo, independiente de los partidos de la burguesía y sus burocracias”, para reclamar “la cláusula automática mes a mes,  porque así como está planteada y como se viene pagando,  la suma de las parte (los índices mensuales) con el gobierno de Gustavo Bordet, nunca es la totalidad (lo que finalmente paga), de ahí pérdida salarial”, indicaron a AIM.  

En un documento -firmado por el colectivo de trabajadores Por la ventana,  colectivo Cimarrón de trabajadores, la Corriente Nacional Conti-Santoro, Docentes de base en el POP,  delegados y afiliados a la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y  docentes independientes- al que accedió esta Agencia, se advirtió que los trabajadores sufren la envestida del capital concentrado en su conjunto: “El agravamiento catastrófico de la rapiña sobre nuestros salarios, que desde la década del ´70 se viene profundizando y que lleva a casi un 25 por ciento  de caída del salario real  el día posterior a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) es un plan que se venía cociendo más lento para el gusto de Cambiemos, el cual esperaba ‘hacer lo mismo pero más rápido’ si ganaba las elecciones -aún pendientes- con el apuro con que la fiera herida tira zarpazos”.

“La suba de los combustibles, los alimentos, el transporte y los impuestos  están  a la vuelta de la esquina y  parece imparable,  sin embargo los salarios no paran de bajar. Encima, luego de la última paritaria, los docentes  tenemos el salario atado a una cláusula de revisión trimestral en la cual octubre le queda muy lejos”, indicaron.

La cláusula “le permitió al gobierno provincial administrar la miseria y a las burocracias sindicales presentar logros cuando en realidad son fracasos. Demás está decir  los apoyos al proyecto (Alberto) Fernández de gran parte del sindicalismo que en tiempos de (Mauricio) Macri no osó, ni siquiera,  moverse un ápice de lo que le indicaban sus dirigentes, evidenciando  una real connivencia y una entrega de nuestras condiciones de lucha y por tanto garantes de la gobernabilidad”, indicaron.

La connivencia “es tan evidente que  como en el caso del transporte público de pasajeros, ningún dirigente salió a pedir la anulación del contrato de concesión y la expropiación para no afectar el normal desarrollo electoral  y más bien garantizar los negocios empresarios a merced de  las espaldas de trabajadores y trabajadoras que deben levantarse aún más temprano para  caminar kilómetros al trabajo, juntarse e ir en el auto de otro para abaratar costos, tomarse un remis o taxi. La falta de transporte público agrava aún más el vaciamiento de la escuela pública porque son los sectores populares los más afectados porque no están asistiendo a los colegios. El gobierno provincial y el CGE ausentes en garantizar el derecho a enseñar y aprender”, subrayaron.

Ante ese diagnóstico, reclamaron la cláusula gatillo mensual y consideraron que es necesario que controlen los trabajadores el índice inflacionario según lo que compran y necesitan, advirtiendo los cambios de productos, disminución de la calidad o su desaparición.

“Queremos la reapertura salarial ya; condiciones edilicias, saludables,  seguras  y dignas; transporte público gratis para los estudiantes y  trabajadores de la educación; coordinación de las luchas que enfrenten el ajuste  y la organización de los trabajadores; y nuevas formas de organización de los trabajadores, antiburocráticas, clasistas, independientes de los partidos de la burguesía”, enunciaron.