Docentes universitarios quieren recuperar el poder adquisitivo de 2015

Se reunió en Buenos Aires el congreso extraordinario de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu). En el encuentro participó la filial local de la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (Agdu) de Entre Ríos, quien dio a conocer que entre las resoluciones se demandó un aumento del presupuesto para las universidades. Entre estos puntos, se apuntó a “mejorar el convenio colectivo de trabajo actual”, contó a AIM la titular del sindicato en la provincia, Patricia Riobó.

El fin de semana sesionó el congreso de Conadu, del cual participaron los congresales de Agdu. Entre las definiciones a las que lograron arribarse, se afirmó la plena vigencia del convenio colectivo de trabajo, acordándose avanzar “en la conquista de nuevos derechos”. En este orden, la secretaria General de Agdu, Patricia Riobó, dijo explicó a esta Agencia que la importancia de recuperar el poder adquisitivo de  los salarios, tiendo en cuenta el valor del poder adquisitivo que contaba en octubre de 2015. “A ese 100 por ciento es al que queremos llegar”, sostuvo. En el mismo orden se reclamó por el presupuesto para la universidad pública, la ciencia y la tecnología, para el desarrollo productivo, de la cultura y las artes”, precisó. Sobre este horizonte, también se planteó avanzar. “Asumimos la situación de crisis que tiene el país, y habrá que ver cómo se articula el tema salarial. Sabemos que estamos en una situación complicada”, reiteró, pero en este sentido la dirigente gremial señaló en la propuesta de “ir capitalizando otras acciones que tiene que ver con lograr más derechos”.

Temario

Entre otros puntos, los congresales sindicales, abordaron el sistema de reconocimiento académico y “la necesidad de políticas de investigación y extensión capaces de orientar la producción de conocimiento hacia las necesidades de nuestras comunidades”.

Se trató la necesidad de jerarquizar la labor docente, las novedades del trabajo docente (como la educación virtual), la articulación con la escuela secundaria  y los institutos del nivel superior (no universitaria), y “los constantes desafíos que siguen existiendo en nuestras universidades respecto del ingreso, la permanencia y la graduación estudiantil”. Por otra parte, algunos oradores y algunas oradoras, también, mencionaron la relevancia de seguir trabajando por una universidad y una sociedad más feministas, “para combatir las desigualdades de clase pero también de género, lo que conlleva la necesidad de revisar lo que sabemos, lo que enseñamos, cómo lo enseñamos, y las estructuras de poder en nuestras instituciones”.

En tercer lugar, se desarrollaron algunas ideas sobre la necesidad de seguir trabajando sobre nuestro Convenio Colectivo de Trabajo (CCT), “para que sea una realidad efectiva en todas las Universidades del país, pero también para pensar en avanzar en nuevos derechos que quedaron pendientes teniendo en cuenta la situación del país y que quizás una forma de tener avances tenga que ver con lograr más derechos en esta etapa de reacomodamiento económico”.

Por último se abordó la decisión de la CTA, “que nos nuclea como central, de volver a la CGT: algunos discursos insistieron en la necesidad de debatir como Federación todas las implicancias de ese proceso. Dicho proceso llevará tiempo y también debates internos. Todas estas cuestiones referidas a la Universidad, la educación, la ciencia, la tecnología, las artes y la cultura – con vocación popular y territorial- deben ser (re)pensadas como parte de un proyecto de país, y eso implica tener en cuenta las urgencias que hoy aquejan a nuestro pueblo como el hambre, el desempleo, la exclusión social, las altas tarifas de servicios públicos, el difícil acceso a la vivienda, a la salud y a una jubilación digna”, concluyeron.