Dos décadas del euro

El Euro cumple 20 años de operaciones, en medio de   problemas económicos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Foto ilustrativa.

Se trata de la moneda usada por las instituciones de la UE, así como la oficial de la eurozona, formada por 19 de los 28 Estados miembros del grupo.

En ese trato participan Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal.

Además, cuatro microestados europeos tienen acuerdos con la UE para el uso del euro como moneda: Andorra, Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino.

Por otra parte, el euro fue adoptado de manera unilateral por Montenegro y Kosovo.

Los datos al respecto, destacan que 343 millones de ciudadanos viven en los 19 países de la eurozona.

Agregan las estadísticas, que 210 millones de personas alrededor del mundo usan monedas fijadas al euro, incluyendo 182 millones de africanos.

Como dato curioso, nueve países de la Unión Europea no adoptaron la moneda única: Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Hungría, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rumania y Suecia.

El euro es la segunda moneda de reserva así como la segunda moneda más negociada en el mundo, después del dólar estadounidense.

Dicho nombre de Euro fue adoptado oficialmente el 16 de diciembre de 1995 en Madrid. El euro se introdujo en los mercados financieros mundiales como una moneda de cuenta el 1 de enero de 1999, reemplazando la antigua Unidad Monetaria Europea (ECU) en una proporción de 1:1.

Las monedas y billetes entraron en circulación el 1 de enero de 2002 en los 12 Estados de la Unión que adoptaron el euro en aquel año: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal.

El euro se divide en cien centavo y los billetes tienen valores de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500.

Los motivos principales de la primera serie de billetes euro son: puertas y ventanas, que simbolizan el espíritu de apertura de la Unión Europea, la eliminación de fronteras, y la integración está representada por puentes en el reverso del billete. El diseño de los billetes es de Robert Kalina del Oesterreichische Nationalbank (OeNB-Banco Nacional Austriaco)

Por demás, el símbolo del euro (€), desarrollado por la Comisión Europea, se inspira en la letra épsilon (e) del alfabeto griego. Se escogió este símbolo como referencia a la inicial de Europa, E. Las dos líneas paralelas hacen referencia a la estabilidad dentro del área euro.