Economistas ven la inflación arriba del 30 por ciento en 2019

La inflación no dará tregua en los primeros meses del año. Luego del 2,9 por ciento de enero, se esperan niveles cercanos al tres por ciento por lo menos hasta abril. Con este panorama, la mayoría de los economistas empezó a revisar sus pronósticos para el 2019 y la mayoría coincide en que terminará cómodamente por encima del 30 por ciento.

El último Relevamiento de Expectativa de Mercado (REM) que divulgó el Banco Central arrojó una inflación esperada para 2019 de 29,3 por ciento. Pero eso fue antes de que se conociera el dato de enero. La semana que viene la entidad realizará una nueva encuesta, que seguramente ajustará sensiblemente al alza la estimación anual.

El motivo esgrimido por varios economistas consultados no es sólo el dato de inflación de enero. También la evidencia de que sólo una parte del aumento estuvo explicado por los ajustes tarifarios. La inflación “núcleo” -que no incluye los aumentos de servicios- se ubicó en el tres por ciento, revelando que aún hay un componente significativo de traspaso de la devaluación a los precios. Y es esperable que este fenómeno se mantenga en los próximos meses.

No sólo fueron los aumentos tarifarios. La inflación de enero mostró que continúa el traspaso de la devaluación a los precios, lo que obliga a recalcular hacia arriba los pronósticos para el año.

Un informe divulgado por Fundación Capital, por ejemplo, estimó que la inflación del 2019 se ubicará en 31,6 por ciento. “Creemos que en el período que va de enero a abril el acumulado llegará al 11,8 por ciento, superando los registros de 2017 y 2018”. De todas formas, la entidad que dirige Martín Redrado estimó que a partir de mayo se retomaría la desaceleración de precios, aunque a un ritmo menor al de los últimos meses del año pasado. Esto requiere que los índices a partir del quinto mes se ubiquen en niveles cercanos al dos por ciento.

Desde Elypsis, que suele estar muy cerca de los índices que divulga el Indec, la inflación de febrero será mucho más alta que la de enero: hablan de un 3,5 por ciento. “Nosotros ya incrementamos nuestra estimación para el 2019 desde el 30 por ciento al 31,2 por ciento, pero estamos viendo riesgos de que finalmente termine siendo mayor”, explicó su director, Luciano Cohan.

Por su parte, Hernán Hirsch -director de FYE Consult- estimó que la inflación se ubicará en niveles de 35 por ciento, por encima de la expectativa promedio de las consultoras. Pero otras que se venían manejando con mayor cautela en relación a la inflación esperada están pensando en revisarla al alza. Es el caso, por ejemplo, de Econviews.

Desde el Banco Central aclararon ayer que mantendrán una conducta de suma cautela en el manejo de la base monetaria. En febrero habrá un sobrecumplimiento de 40.000 millones de pesos en relación a la meta negociada con el FMI para el mes.

Desde el Banco Central tomaron nota no sólo del dato de inflación de enero sino del aumento de expectativas inflacionarias. Por eso, al repasar la evolución de la base monetaria hasta la primera quincena de febrero, en un comunicado aclararon que se seguirán manejando “con cautela”. En ese sentido, estimaron que en relación a la meta negociada con el FMI el sobrecumplimiento llegará a los 40.000 millones de pesos.

Esta conducta del Central, que mantiene su política monetaria sumamente restrictiva, es lo que lleva a que algunos se ilusionen con una baja más abrupta de la inflación sobre todo a partir de mayo o junio. Pero es prematuro aún adelantar esta posibilidad.

La tasa de interés también reflejó este cambio de escenario y ayer subió por segundo día consecutivo, aunque de manera casi imperceptible. El rendimiento de las Leliq que colocó el Bcra para cancelar vencimientos se ubicó en 44,3 por ciento, una décima por encima del cierre anterior.

Para adelante, la evolución de la inflación estará no sólo influida por los ajustes tarifarios. El comportamiento del dólar será un factor clave y ayer -en una jornada con pocos negocios por el feriado en Estados Unidos- volvió a operar en alza. El tipo de cambio minorista rozó los 39,80 pesos.

Estos ajustes al alza de la inflación esperada también repercutirán sobre las negociaciones paritarias. Los primeros acuerdos se hicieron en base al Presupuesto 2019 aprobado por el Congreso, con aumentos salariales en torno al 23 por ciento, pero seguramente en las futuras paritarias el piso será mucho más alto.

Infobae