El 13 de agosto los zurdos celebran su día

El 13 de agosto se conmemora y existen dos versiones sobre su origen. Una dice que ese día se fundó la Organización Internacional de Zurdos, en la ciudad de Topeca, en Kansas (Estados Unidos) en 1975. Otra versión apunta que nació en Reino Unido con el Left-Handers Club de Londres (Club de Zurdos de Londres) en1976, un organismo encargado de deshacer los mitos y supersticiones en torno a quienes escriben con la izquierda, registró AIM.

Día del zurdo.

Se cree que el número de zurdos a nivel mundial sería mucho mayor si no existieran las presiones culturales. Al parecer, un cuarto de la población nace zurda, pero es obligada durante su aprendizaje de escritura a cambiar esa modalidad.

Como se sabe, los zurdos tienen más desarrollado el hemisferio cerebral derecho y utilizan con mayor precisión los miembros inferiores y superiores del sector izquierdo.

Seguramente conoces a alguna persona zurda, ya sea amigos, compañeros de trabajo, tu pareja o tu familia. Extiende una felicitación para todos ellos.

Curiosidades

– Entre 8 y 13 por ciento de la población mundial es zurda.

– Ser zurdo es más común en hombres que en mujeres.

– Se piensa que el número de zurdos a nivel mundial sería mayor si no hubiera presiones culturales; al parecer, la mitad de la población nace zurda. Muchos zurdos escriben con la mano derecha obligados durante su aprendizaje por la presión social, pero usan la mano o pie izquierdo para otras actividades.

– El porcentaje de niños zurdos procedentes de nacimientos múltiples (gemelos, por ejemplo) es mucho mayor.

– Es más probable que sean zurdas las personas con epilepsia, síndrome de Down, autismo o dislexia.

– Un gemelo idéntico de un zurdo tiene 76 por ciento de probabilidades de también serlo.

– Geográficamente, hay más zurdos en el sur de Asia, Europa del Este y descendientes de gente del Sudeste asiático

– Hay menos zurdos en Europa occidental, Europa del norte y África.

Los inconvenientes (y las ventajas) de ser zurdo

A lo largo de la historia, a los zurdos se les ha catalogado como malvados. De hecho, la palabra “siniestro” procede del latín sinistra, que significa “izquierda”. Por tanto, en tiempos más recientes, a los zurdos también se les acusaba de ser comunistas.

Dejando a un lado a las creencias populares, lo cierto es ser zurdo, entre los que se encuentran personajes como George H.W. Bush, Bill Clinton o Leonardo da Vinci, lleva aparejado algunos inconvenientes, aunque también algunas ventajas.

Sólo alrededor del 10 por ciento de la población es zurda, y se cree que esta característica es esencialmente genética (heredada) o congénita (de nacimiento: se piensa que es posible que la zurdera sea consecuencia de la exposición a niveles anormalmente elevados de testosterona en el vientre materno). Lo más curioso es que entre los jóvenes hay más zurdos que entre las personas de más edad, quizá porque en el pasado había más presión social a favor del uso de la mano derecha.

Inconvenientes

Pero además de haber menos personas de edad zurdas también podría deberse a que mueren antes. Y es que, tal y como señala Joan Liebmann-Smith en Escucha tu cuerpo:

El hecho de ser zurdo puede no ser solo una incomodidad sino también una señal de diferentes trastornos autoinmunes, especialmente de enfermedad tiroidea y de enfermedad inflamatoria del intestino, cuyas dos modalidades son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Además, la zurdera se ha relacionado con diversos trastornos del comportamiento. Sin embargo, algunos de estos problemas pueden ser en parte consecuencia de que los padres o los profesores hayan intentado obligar a las personas zurdas a emplear la mano derecha, lo cual sigue siendo una práctica muy habitual en algunos lugares del mundo.

Las mujeres zurdas también podrían tener un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de mama premenstrual.

Ventajas

La Universidad de Texas en Dallas publicó un extracto de los hallazgos médicos y psicológicos recientes sobre la vida de las personas zurdas.

Los zurdos, por ejemplo, parecen tener mejor memoria que los diestros y cierta ventaja en un combate mano a mano.

Estudios realizados por John W. Santrock, especialista en psicología de la educación, han medido que los zurdos tienden a tener sobresaliente capacidad visual-espacial y la capacidad de imaginar diseños tridimensionales. El mismo estudio halló que en cuatro profesiones (matemáticos, músicos, arquitectos y artistas) es mucho mayor el porcentaje de zurdos que en otras profesiones.

Otros estudios médicos sobre diferencias fisiológicas de los zurdos han sido publicados por la revista médica británica The Lancet, en los que se señala que los zurdos tienen menos propensión a desarrollar artritis y que tienen cuerpo calloso de mayor tamaño, lo cual se suma a que algunas regiones de su hemisferio derecho son más grandes y que el tiempo de transmisión de señales entre hemisferios es más rápido.

¿Por qué unos son diestros y otros zurdos? Según el neurólogo Juan José Zarranz:

Me temo que los hombres primitivos usaban las dos manos, pero cuando aparece la escritura y el manejo de herramientas más finas, el cerebro decide, en función de la economía, que era más rentable manejar una mano preferentemente. Y de la misma manera una parte muy importante del lenguaje la localizó en un hemisferio del cerebro.

Niños zurdos: sobrevivir en un mundo de diestros

Un niño zurdo nace por una organización cerebral que nadie puede cambiar. Ser zurdo es una cualidad natural, pero se convierte en inconveniente cuando se enfrenta a una sociedad dominada por diestros. De esta forma, su zurdera le sitúa en desventaja respecto al resto de menores si no se les orienta del modo adecuado.

A los niños zurdos se les reconoce enseguida porque suelen adoptar posturas “difíciles” para escribir, porque son menos hábiles para utilizar determinadas utensilios y por su letra que en ocasiones llega a ser complicada e inteligible. Pero en realidad lo único que están haciendo es un “sobreesfuerzo” para adaptarse y vivir en un mundo de diestros.

Pocas personas son conscientes, a veces ni sus padres ni sus profesores, de las dificultades diarias a las que se enfrenta un niño zurdo si no cuenta con las herramientas adecuadas.

Les es más difícil utilizar las tijeras, un abrelatas, cortar la carne o pelar la fruta, ya que la mayoría de utensilios están especialmente diseñados para ser utilizados con la mano derecha.

Cuando toman por primera vez un sacapuntas no pueden utilizarlo correctamente y aunque instintivamente emplean “trucos”, como girar el sacapuntas en lugar del lápiz, pueden sentir frustración al no poder hacer con naturalidad y habilidad lo que otros niños hacen fácilmente.

No sólo tienen dificultad en las tareas que requieren herramientas, sino también en otras muchas, por ejemplo al atarse los cordones, ya que les suele enseñar una persona diestra y deberá aprender los movimientos en contradicción con su movimiento natural.

Una persona zurda es aquella que espontáneamente maneja con habilidad la parte izquierda de su cuerpo (ojo, mano, pie y oído) debido a un dominio cerebral del hemisferio derecho. Es decir, todo lo que hace de forma automática lo hace con la izquierda.

Zurdos contrariados

Durante mucho tiempo se ha obligado a niños zurdos a no utilizar la mano izquierda y todas las actividades dirigidas por los adultos las aprendían con la derecha. Esto les convertía en zurdos contrariados o encubiertos. Las consecuencias de este comportamiento pueden ser más importantes de lo que se cree, ya que al cambiar su lateralidad les pueden provocar dificultades y problemas psicomotrices, así como de aprendizaje o inseguridad.

Es importante dejar que un niño zurdo utilice libremente la izquierda, pero no es suficiente. Además, hay que ayudarle a superar las dificultades que le plantea vivir en un mundo de diestros.

Dificultad para escribir

La escritura es uno de sus principales caballos de batalla. Un niño zurdo suele tener una escritura torpe, irregular, desastrada y lenta, pero hay que tener en cuenta que el movimiento natural de progresión de un niño zurdo es de derecha a izquierda, al contrario que los diestros, y que la escritura tiene una progresión de izquierda a derecha. Al tener que adaptarse a un movimiento que para él no es natural, se ve obligado a tomar medidas compensadoras y adopta posturas complicadas que le suelen acarrear dolores de mano, muñeca, brazo, hombro y posiciones incorrectas de la espalda.

El aprendizaje de la escritura en cualquier niño sigue fases consecutivas. Al final del proceso el niño adquiere una escritura que debe alcanzar los parámetros de legibilidad, velocidad y personalidad propia.

Muchos niños zurdos tienen dificultades para superar estas fases y llegando a desarrollar disgrafías, lo que provoca el desconcierto y la desesperación de los padres.

Todo tiene su origen en la forma en la que aprenden a escribir. Los profesores tradicionalmente insisten a los niños en que pongan el papel recto frente a ellos. Con esta posición un diestro no tiene problemas, pero el zurdo no puede escribir.

El niño comprueba que al escribir con la izquierda y tener que escribir de izquierda a derecha, su propio cuerpo le dificulta el movimiento. Instintivamente intenta solucionar este problema bien crispando el hombro y acercando su brazo al cuerpo; bien inclinándose hacia la derecha para arrastrar su brazo y así progresar sin crisparse demasiado; o bien permanecer recto y sin crisparse, pero entonces su mano “barre” lo que va escribiendo y emborrona el papel. Además no puede ver lo que va escribiendo, con lo cual tiene que levantar la mano cada vez que hace una letra, con lo que su caligrafía es irregular, desordenada y sucia.

Con el paso del tiempo son muchos los niños que, para evitar estas dificultades, van girando la muñeca, y por consiguiente la mano, hasta llegar a situarla en forma de “gancho” por encima del texto escrito, porque necesitan ver lo que escriben, pero esta posición les resulta incómoda y dolorosa lo que en ocasiones les incita a rechazar cualquier tarea escritural.

De esta forma, el niño va adquiriendo hábitos inadecuados y cuando ya nadie le insista en que ponga el papel recto, aprenderá a inclinar el papel para escribir más cómodo, pero los malos hábitos de escritura ya los tendrá interiorizados.

Como ayudarlos

Para solucionar este problema hay que enseñar a un niño zurdo la postura correcta para que la escritura le resulte fácil y natural.

Además, se les debe enseñar a coger bien el lápiz, igual que al resto de niños, es decir haciendo la pinza con el pulgar y el índice y apoyándolo suavemente en el corazón, de forma que el lápiz no permanezca vertical sino inclinado hacia atrás.

Para facilitar esta posición la empresa Stabilo ha diseñado una línea de utensilios de escritura ergonómicos con huellas, con modelos específicos para diestros y para zurdos, para que el niño lo sujete correctamente. Además de adquirir un hábito correcto, evita el cansancio de la mano y previene la tención y crispación de los músculos del brazo y hombro.

Ayuda profesional

Un padre o un profesor nunca deben corregir a un niño zurdo diciéndole que lo hace mal, sino ayudarle a superar las dificultades para adaptarse lo mejor posible a un mundo de diestros.

Se debe buscar ayuda profesional si se observa que la letra no es legible o es demasiado lenta, para que estudie la dificultad y reeduque su escritura.

Respetar al zurdo

Una de cada diez personas es zurda, después de siglos de represión exigen que se respete su ángulo de ver y usar el mundo.

Los objetivos de esta celebración son:

– Incrementar el conocimiento del uso de la mano izquierda y los desafíos causados por vivir en un mundo hecho para diestros.

– Educar a los diseñadores y a fabricantes para pensar en los zurdos al diseñar nuevos productos.

– Proveer la mayor cantidad posible de herramientas y equipos diseñados específicamente para los zurdos para facilitar el trabajo cotidiano.