El conflicto detrás de Aerolíneas

Mientras que los trabajadores se mantuvieron en asamblea durante diez horas, el presidente Mauricio Macri criticó el dinero que destina el Estado a la línea de bandera.

El conflicto detrás de Aerolíneas

Aerolíneas Argentinas implementó este jueves una medida de fuerza entre las siete y las 17 en reclamo por la aplicación de la cláusula gatillo. Mientras que el presidente Mauricio Macri se quejó del dinero que pone el Estado en la línea de bandera, lo cierto es que las políticas para el sector benefician a las empresas privadas.

Según la compañía hubo “más de 30.000” pasajeros que estuvieron varados y 243 vuelos cancelados durante las asambleas. En medio del reclamo, el mandatario se quejó de que desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione.

Hoy Aerolíneas tiene el 66 por ciento del mercado de vuelos domésticos, pero hace seis meses tenía el 86. Al este desplazamiento hay que agregarle que sus competidoras tienen beneficios fiscales y erogaciones para garantizar su funcionamiento y su éxito financiero.

Por ejemplo, Flybondi, obtuvo en Córdoba una reducción del impuesto inmobiliario, el 50 por ciento de descuento en ingresos brutos sobre la venta de pasajes e impuesto a los sellos, y los subsidios a 209 puestos de trabajo, además de gestiones ante Epec por la energía.

Norwegian también disfruta de beneficios fiscales y subsidios a sus 100 empleados en Córdoba, mientras que Avianca logró en Tucumán un trato muy conveniente: la provincia garantiza el 65 por ciento de ocupación en todos los vuelos, o sea que si la aerolínea no llega a ese porcentaje de ventas, lo que falta lo pone el Gobierno local.