El dólar se disparó a un récord histórico de 28,44 pesos

El billete, de esta manera, acumuló un avance de 7,8 por ciento en las dos últimas ruedas y en lo que va del año registra un alza del 50 por ciento. La última disparada fuerte había sido el 14 de mayo, cuando en la previa del megavencimiento de Lebac, la divisa trepó un 7,3 por ciento.

Foto ilustrativa.

El recorrido del minorista se produjo en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (Mulv), donde la divisa trepó 1,69 pesos (6,5 por ciento) a 27,70 pesos en una rueda donde el volumen negociado cayó un 26 por ciento a 366 millones de dólares.

La disparada respondió a diversos factores. Por un lado, se produjo debido al incierto contexto generado tras el reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el crédito Stand By (hoy se conoció la letra chica del préstamo).

“El acuerdo con el FMI si bien permite flotación administrada del tipo de cambio, difícilmente el organismo acepte utilizar reservas ante eventuales corridas. El dólar deberá flotar en contextos de turbulencias para asegurar el repago de la deuda incluso en los peores momentos”, estimó la consultora Econométrica.

El economista Gustavo Ber indicó a ámbito.com que la suba se produjo debido a “una demanda acelerada que no encuentra oferta privada”. No obstante, consideró que además de la confusión que genera el accionar de la autoridad monetaria no debería descartarse que un tipo de cambio más alto sea también “una decisión post acuerdo con el FMI”. En ese contexto, agregó que no habría que descartar un proceso de “overshooting” (implica que la divisa suba más de lo necesario para bajar posteriormente a un nuevo equilibrio) logrando que la demanda se frene sola.

Por el otro, la operatoria local estuvo en sintonía con la abrupta suba del dólar en los mercados internacionales, que afectó a países emergentes que devaluaron sus monedas como México (+0,7 por ciento), Brasil (+1,5 por ciento) y Chile (+0,5 por ciento). El índice dólar contra otras monedas extranjeras, en este sentido, llegó a 94,7 por ciento influido por la suba de las tasas de interés de la FED de 0,25 por ciento. Por último, la suba se produjo como antesala de la abultada licitación de Lebac del próximo martes y a la espera de la decisión que tomará el gestor de índices Msci de incorporar al país a su referente de mercados emergentes, el 20.

En el mercado de dinero entre bancos el “call money” se mantuvo estable en el entorno del 40,00 por ciento TNA. En “swaps” cambiarios se pactaron 67 millones de dólares para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para el viernes y el lunes. Las tasas de Lebac en el circuito secundario se operaban en el plazo de 7 al 42,50 por ciento y 34 días al 42,75 por ciento y la de 97 días al 41,00 por ciento TNA.

En el Rofex, se negociaron 708 millones de dólares, más del 70 por ciento se pactó entre junio y julio con precios a 28,49 y 29,40 pesos respectivamente con tasas del 65,1 por ciento y 47,1 por ciento TNA para esos plazos. “Los futuros subieron más de un peso con sesenta centavos acompañando la suba continua del spot, que llegó a tocar 28 pesos; y al igual que en la víspera una última operación puntual lo dejó en 27,70 pesos, lo que provocó que las tasas finales mostraran tasas excesivas en comparación con las que se operaban durante la jornada o las de mercado”, destacó el analista de ABC Mercado de Cambios, Fernando Izzo.

En tanto, en la plaza paralela, el blue ganó 1,70 pesos a 28,70 pesos, por debajo del oficial, según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña.

Por último, las reservas del Banco Central aumentaron este jueves 97 millones de dólares hasta los 49.070 millones de dólares.