“El futuro es imprevisible pero se esperan más despidos”, dijo paritario de ATE

Para Antonio Borro, paritario del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), e integrante de la línea Verde y Blanca de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el 2018 “cerrará con siete mil nuevos despidos como consecuencia del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Asimismo, dijo a AIM que “resulta imprevisible” analizar lo que sucederá en 2019, dado que “todo dependerá de cómo se termine de direccionar la política económica”. También sostuvo que el endeudamiento “servirá para que los capitales internacionales se queden con los recursos naturales”.

El FMI dio a conocer una serie de medidas que la Argentina deberá cumplir para poder percibir la ayuda económica solicitada a dicho organismo internacional. Estas exigencias apuntan a la reducción del déficit fiscal, a una mayor apertura comercial, a la liberalización financiera y a la profundización de las reformas estructurales. Para lograrlo, ya se anunciaron medidas la suspensión de nuevas contrataciones laborales en el ámbito de las dependencias del Estado, y se dio a conocer que el techo salarial para el próximo año no superaría el ocho por ciento.

En este marco, Borro sostuvo que productos de estas exigencias del FMI “habrá siete mil despidos y un ajuste que superará los 20 mil millones de pesos”. “Esto recién comienza. Se profundizará el ajuste, y con esto el hambre, la desocupación y la pérdida de fuentes laborales”, explicó.

Asimismo, analizó que para el 2019 la situación político-económica “se desarrollará según cómo se termine de direccionar este año la estrategia del FMI”. “Hoy el dólar está planchado, con una tasa de interés que supera el 50 por ciento, así que la economía es impredecible y no se puede asegurar nada de cara al año próximo, pero se estima que habrá más despidos porque la intención del Gobierno es concretar la destrucción total del Estado”, añadió.

Además manifestó que “hoy la economía avanza sobre países estratégicos en lo referido a avances tecnológicos, como Argentina, Brasil y Bolivia, naciones de primer orden en lo referido a reservas de litio. Asimismo, Argentina y Brasil contienen el acuífero Guaraní, una de las mayores reservas de agua dulce del mundo, lo que da la pauta que los endeudamientos actuales buscan garantizar que las potencias internacionales puedan quedarse con los recursos naturales en un futuro cercano.”

Por todo lo expresado, Borro concluyo que el actual Gobierno nacional “es perverso y cínico”. “Perverso porque le está quitando los alimentos a los niños y los remedios a los abuelos; y cínico porque dijeron que no iban a ajustar, devaluar ni despedir, pero ya se contrajo una deuda por la que hoy se están pagando intereses de 230 mil millones de pesos (mientras que para educación y salud se destinan 90 mil millones de pesos)”.

“Los próximos gobiernos van a tener fuertes problemas relacionados a la deuda externa. Por eso desde los movimientos obreros se pide a los legisladores que se ocupen de este tema”, precisó finalmente.