El glifosato no podrá usarse en Gualeguaychú

La ordenanza conocida como Glifosato cero volvió a tener vigencia en la ciudad y ejidos de Gualeguaychú, por lo que el agrotóxico no podrá utilizarse allí para fumigar. La normativa había sido suspendida hace más de dos meses, cuando los interesados en comercializar el pesticida, fueron beneficiados con una medida cautelar. “El glifosato es nocivo para la salud humana”, afirmó a AIM Juan Veronese, integrante de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú.

El reciente fallo fue emitido por la Cámara Federal de Paraná y revocó la medida cautelar del juez federal subrogante Pablo Andrés Seró, quién se pronunció a favor de los locales que comercializan el agroquímico dentro del ejido Gualeguaychú en forma temporal.

Glifosato cero se sancionó el 16 de abril y se suspendió el 10 de julio por orden de Seró. Pero luego de la pronunciación de la Cámara Federal de Paraná, a cargo de Mateo José Busaniche y Beatriz Estela Aranguren se prohibió expresamente el uso, aplicación, expendio, almacenamiento, transporte, comercialización y venta de Glifosato, dentro del ejido Gualeguaychú.

Cabe destacar que el hecho se produjo a solo tres días de la confirmación del fallo contra los autores de la fumigación en la Escuela 44 de Santa Anita, y a 15 días de la muerte de Fabián Tomasi, símbolo mundial en la lucha contra el uso de agroquímicos.

“El glifosato daña la salud humana”

Juan Veronese, integrante de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú, se mostró muy conforme por el fallo, ya que se trató de un tema ampliamente trabajado por el organismo.

En diálogo con esta Agencia, Veronese afirmó que “los productores hacen un uso exagerado, casi irracional del glifosato. Se trata de un problema que ha sido tratado por técnicos, profesionales y conocedores del tema, durante muchísimos años. Es un producto nocivo para la salud humana”.

En este sentido, el ambientalista se fundamentó en el estado de salud de la docente Estela Lemes (Costa Uruguay Sur), el caso de los alumnos de la Escuela 44 (Santa Anita, Uruguay) y la muerte de Tomasi (Basavilbaso). Asimismo, Veronese agregó: “Indagamos ante científicos y técnicos que fundamentaron con mucha seriedad los daños del glifosato en la salud. Aplaudimos, felicitamos y apoyamos a la Municipalidad de Gualeguaychú”.

No obstante, Veronese advirtió que la disputa judicial no terminó con este fallo. “Los acopiadores y comerciantes del producto van a acudir a la justicia. El tema está muy discutido pero la lucha continúa. Desde la Asamblea Ambiental manifestamos nuestro apoyo a la ordenanza Glifosato cero”, afirmó.

Una ordenanza sin excepciones

De acuerdo con lo informado por diario El Día, el Municipio de Gualeguaychú estableció que “‘la prohibición no admitirá ningún tipo de excepciones de ninguna índole’ y, más allá de las penas que correspondan por el código de faltas municipal, establece las siguientes sanciones específicas para quien incumpla con lo establecido:

a)- A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a uso y aplicación, se les decomisarán los productos y se aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia se decomisará y corresponderá una multa de 1000 UTM a modo de sanción, incrementándose la misma en futuras ocasiones de manera gradual al doble de la última sanción.

b)- A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a almacenamiento, expendio y venta, se les decomisarán los productos y se les aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia corresponderá decomiso, multa de 1000 UTM y la clausura preventiva del establecimiento donde se detecte dicha violación”.