El gobernador de Jujuy avala que los niños trabajen

En lo que va del 2018, el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, autorizó el trabajo de decenas de niños en tabacaleras, plantaciones, el sector textil y otros grupos comerciales. A contramano de los esfuerzos que realizan las comisiones Provincial y Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti y Conaeti) y de otros organismos, 45 chicos de entre 10 y 17 años recibieron el visto bueno para entrar al mercado laboral.

Foto El Tribuno.

Tal como lo informó el diario El Tribuno, pese a que la Ley 26.390 prohíbe el trabajo de menores de 16 años, el gobierno jujeño ha aprobado varias decenas de casos. Los datos se dieron a conocer en el contexto del Encuentro de comisiones para prevención y erradicación del trabajo infantil de la región noroeste del país. La subsecretaria de Fiscalización, Buenas Prácticas Laborales y Relaciones con la Sociedad Civil, Agustina Mulqui, reconoció al mencionado diario que la autorización del gobierno no se entrega a “aquellos chicos que no están en la escuela”.

Para la Copreti se define como trabajo infantil es cualquier “actividad económica o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niños y niñas que no tienen la edad mínima de admisión al empleo o trabajo, o que no cumplieron los 18 años si se trata de trabajo peligroso”. Y según los datos de ese mismo organismos dados a conocer la semana pasada, la región del Noroeste es la que arroja las peores cifras con respecto a este tema. Unos 76.561 adolescentes de esta región cargan con una o más tareas.

En el NOA, el 13,6 por ciento de los niños y niñas de 5 a 15 años desempeña alguna “actividad productiva”, mientras que a nivel país, lo hace un 10 por ciento. El indicador del NOA, 36,8 por ciento, es el más elevado del país.

Fuente: Página 12 desde El Tribuno de Salta.