El Gobierno no bajará retenciones a la soja

El jefe del Gabinete Nacional, Marcos Peña, puso fin a las versiones que circularon miércoles y jueves sobre la posibilidad de ponerle freno a la baja gradual que se viene aplicando en las retenciones a la soja. La presión que ejercieron las entidades rurales fue clave.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aprovechó además para ratificar la política tarifaria oficial.
Imagen: Télam

En este momento no se está evaluando. Se puede discutir porque hay muchos que proponen distintas cuestiones, pero hoy no está en la agenda modificar el esquema de retenciones”, aseguró ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en una improvisada conferencia de prensa al término del Tedeum celebrado en la Catedral Metropolitana con motivo del 25 de mayo. De ese modo, el gobierno le puso fin a las versiones que circularon miércoles y jueves sobre la posibilidad de ponerle freno a la baja gradual que se viene aplicando en las retenciones a la soja.

El miércoles se instaló el rumor de que el gobierno estaba evaluando revisar el esquema de retenciones como parte del plan destinado a reducir el déficit fiscal, tal como exige el FMI para liberarle fondos al país. No solo trascendió que se analizaba detener la baja programada en las retenciones a la soja sino también volver a imponer una tasa de 10 por ciento al maíz y al trigo. Varios funcionarios dentro del gobierno consideran que era un momento propicio, pues el campo se vio beneficiado recientemente por la fuerte suba del dólar que trepó más de 20 por ciento en apenas un mes y un 33 por ciento en lo que va del año. Las retenciones sirven para captar parte de esa renta adicional “caída del cielo” que los productores reciben sin haber hecho nada adicional y además permiten ponerle un freno a la suba de los alimentos en el mercado interno, justo cuando la inflación ha vuelto a acelerarse.

El jueves por la mañana el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, realizó una conferencia de prensa en la que fue consultado sobre el tema, pero evitó definiciones tajantes. “No tengo ningún anuncio para hacer al respecto, (pero) el compromiso es acelerar la convergencia hacia el equilibrio fiscal y todas las opciones están sobre la mesa”, respondió.

Esa misma mañana la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias, conformada por Confederaciones Rurales, Federación Agraria, Sociedad Rural Argentina y Coninagro, envió una carta al presidente Mauricio Macri en la que le solicitó una audiencia ante el rumor del cambio en el régimen de retenciones a los granos.”Nos dirigimos a usted con el propósito de solicitarle una audiencia a fin de informarle acerca de la grave situación que está viviendo el sector agropecuario, la severa sequía y las posteriores inundaciones sufridas en los últimos meses entre otras cuestiones que le preocupan al campo”, dijo la Mesa de Enlace en la carta. En el segundo párrafo deslizaron: “Asimismo, nos gustaría conversar acerca de los trascendidos que dan cuenta de eventuales medidas que agravarían aún más la situación”.

A su vez, los “productores autoconvocados” condenaron cualquier cambio en el esquema de retenciones. “No es aumentando los impuestos que se solucionará nuestro déficit crónico (…); las retenciones sólo han servido para destruir la actividad (…). La sola mención de las retenciones como herramienta es el símbolo que seguimos leyendo la realidad con el mapa equivocado y que el cambio, en mucho de sus colaboradores, no es más que un eslogan”, remarcaron. Por último, le pidieron al Presidente: “Sáquese de encima a los tilingos, a los progres tardíos y a los kirchneristas reciclados”.

Por su parte, el Consejo Directivo de la Federación Agraria advirtió que “si a la suba de tasas, inflación, aumento tarifario, aumento de importaciones, caída del mercado interno y el ajuste en organismos del Estado, le sumamos los problemas climáticos que padecimos durante la última campaña, el resultado puede ser mayor concentración económica y desaparición de más chacareros. Para evitarlo, se necesitan medidas urgentes”.

Esos mensajes y las presiones por vías informales fueron suficientes para que en la tarde de ese mismo jueves la versión de un cambio en las retenciones perdiera fuerza. Tras una reunión entre el ministro de Hacienda y su par de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, el jueves por la tarde un vocero de este último informó que en el encuentro se habló de la necesidad de reducir el déficit fiscal y, en ese contexto, se tocó el tema de las retenciones. “Sigue la baja de medio punto por mes, no hay ningún cambio”, señaló el vocero.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó ayer oficialmente que por ahora no habrá cambios. “No está en la agenda”, aseguró el funcionario. Además, aprovechó para ratificar la política tarifaria oficial. “Lo que pagamos en nuestras facturas tiene que ver con lo que cuesta la energía”, sostuvo y luego afirmó que si la energía sube, las tarifas también subirán. En este caso, lo que impactará fuerte en las tarifas es la suba del dólar porque los precios del megavatio y del gas en boca de pozo están dolarizados.
Pagina 12