El Molino harinero Ramírez cumplió un siglo de vida

El Molino harinero Ramírez cumplió un siglo de vida.

Se conmemoraron los 100 Años del Molino harinero Ramírez SA, del que la cooperativa La Ganadera es parte junto a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), informaron a AIM. La empresa celebró su aniversario con el anuncio de una inversión que permitirá aumentar en un 25 por ciento la producción.

Ramírez se vistió de gala para festejar el centenario del Molino harinero de la ciudad, que nació un 10 de agosto de 1919 cuando un grupo de productores se reunieron con el objetivo de formar una sociedad.

Los altibajos fueron una constante durante esos difíciles años (el clima, la calidad del grano y, por supuesto, los avatares internacionales, guerra mundial de por medio, más los inconvenientes nacionales con economías cíclicas y medidas  cortoplacistas) no ayudaban a afianzar los proyectos desarrollistas.

En 1973 lo adquirió  la Cooperativa Agrícola Unión Regional (Caur) y comenzó a trabajar bajo el convenio de integración cooperativa, donde las entidades de primer grado de Entre Ríos aportaban la materia prima para su funcionamiento, situación que se mantuvo hasta 1995, donde fue adquirida por ACA, La Agrícola RegionalLa Ganadera.

Los nuevos socios a partir del 1º de enero de 1996 comenzaron la actividad como Molino Harinero de Ramírez SA figura que se mantiene hasta la actualidad. El molino tenía casi 80 años en ese momento y necesitaba una urgentemente una actualización tecnológica para poder ser competitivo y la sociedad recientemente constituida proveyó  los fondos necesarios para comenzar la renovación tecnológica.

Hoy se elaboran distintos tipos de harinas “000” y “0000”, sémola, semolín, harinas integrales, de salvado y leudante, pre mezclas para pizza y pan francés. Estos productos salen al mercado con la marca “Ramírez” avalados por la trayectoria y calidad impuestos a través de estos 100 años.

La molienda diaria alcanza los 120.000 kilos de trigo al día. El Molino trabaja seis de los siete días de la semana, aprovechando el día libre para realizar tareas de mantenimiento y rotación de personal.

Se declaró el edificio del molino como patrimonio histórico de la ciudad

Los festejos

Para celebrar el centenario, se realizó un acto en el molino y un encuentro en el Centro de Empleados de Comercio.

El acto fue en el interior del histórico edificio. Comenzó a las 20,30 y fue conducido por el locutor Leandro Brumatti, quien realizó la bienvenida y antes de entonar las estrofas del Himno Nacional pidió un minuto de silencio por el fallecimiento del presidente de la cooperativa La Ganadera, Luis Maiocco.

Las palabras de homenaje a los 100 años de la institución fueron dadas por Raul Preisz, quien repasó la historia del molino, agradeció a los empleados sus esfuerzos y anunció que se va a ampliar la capacidad operativa, lo que  permitirá aumentar en un 25 por ciento la producción.

Por su parte, el intendente de la ciudad, Gustavo Vergara,  declaró el edificio del molino como patrimonio histórico de la ciudad, declaró de interés cultural el libro homenaje y celebró la inversión que se va a realizar, ya que destacó que generará mano de obra.

 Quiénes participaron de la conmemoración

En el acto estuvieron presentes los presidentes de los Consejos de Administración de las cooperativas La Ganadera, Gonzalo Álvarez Maldonado; de ACA, Claudio Soumoluolu; y de LAR, Edgardo Schneider.

También participaron el Directorio del Molino Harinero que está integrado por el presidente, Raúl Preisz; el vicepresidente, Daniel Bertone; los directores Diego Maier, Ivan Hetze, Rodolfo Gross y Cándido Berg.

Asimismo, asistieron el senador por el departamento Diamante, Rogelio Schild; el intendente de Ramírez, Gustavo Vergara;  el viceintendente, Roberto Riffel; y el secretario de gobierno de la ciudad, Pablo Omarini; y miembro de los Consejos de Administración de las Cooperativas socias, directivos y empleados del molino con sus familias y demás invitados especiales.

 

Salón empleados de comercio

Los festejos continuaron en el salón empleados de comercio de Ramírez, donde el gerente, Nestor Clementín, realizó un discurso y le cedió la palabra  Diego Maier, miembro del Directorio, quien instó “a seguir por esta senda, trazada por el cooperativismo y vislumbrando un futuro venturo para la institución”.

En ese marco, se proyectó el video centenario de la institución y del nuevo spot comercial.

Minutos antes de la medianoche se dirigió a los presentes, un hijo de Ramírez, Rodolfo Rudy Gross, el máximo dirigente que tiene ACA en la provincia, quien recordó lo que significaba en su niñez el molino y la realidad con que lo ve hoy, donde él es parte de la mesa que toma decisiones tan trascendentes como fue en su momento la actualización de maquinaria y lo es hoy con la futura ampliación.