El otro Kurt Cobain

La noche del 5 de abril de 1994, el vocalista de #Nirvana se pegaba un tiro. Tenía 27 años, había marcado una época con su música y dejaba también una larga serie de opiniones singulares en un mundo como el del rock, marcado por la misoginia, la intolerancia y hasta el racismo.

En “Cobain: Montage of Heck”, el documental de HBO, Cobain revela que desde su juventud sentía rechazo por el estereotipo de “macho” tradicional: “No pude encontrar amigos varones en el colegio con los que me sintiera identificado y acabé pasando un buen rato con chicas. Yo siempre sentí que ellas no eran tratadas con respeto. Especialmente porque las mujeres son totalmente oprimidas”.

Kurt era muy amigo de Kathleen Hanna, la vocalista de la banda Bikini Kill y parte de la tercera ola del movimiento feminista en Estados Unidos. Hann dio a conocer una historia que permite comprender los ideales que perseguía junto a Kurt. En 1990, Kurt y Katheleen estaban acostados en el pasto a poca distancia de un Centro de Embarazo Adolescente. “En realidad no era un centro de embarazo adolescente, sino un engaño de la derecha donde a las adolescentes que se acercaban a hacer una consulta les decían que iban a ir al infierno si se hacían un aborto”, cuenta Hann. La artista cuenta que decidieron hacer un “servicio público”: “Él hizo de campana mientras yo cruzaba la calle y escribía en la pared “Falsa clínica de abortos” porque de los dos, yo era la pragmática. Y él era mas creativo, así que, cuando le tocó cruzar a él, en letras de un metro ochenta escribió “Dios es Gay”.

El año 1993, en entrevista con Spin Magazine, Cobain destacó el rol femenino en la música: “El rock se ha agotado, pero eso fue siempre rock masculino, y ahora hay muchos grupos de chicas en los últimos años. La gente está finalmente aceptando a las mujeres en ese tipo de roles “.

No solo con declaraciones a la prensa el líder de Nirvana defendía la lucha feminista. La banda demostró su interés por dar fin al sexismo a través de sus canciones. Temas como “Rape me” y “Polly”, tratan sobre una violación, crimen al cual Kurt se refirió en más de una oportunidad. “La violación es uno de los crímenes más terribles en la tierra y sucede cada pocos minutos. El problema con los grupos que lidian con esto es que tratan de educar a las mujeres sobre cómo defenderse. Lo que realmente hay que hacer es enseñarle a los hombres a no violar. Ir al origen y empezar por ahí”, dijo Cobain en una entrevista con NME en 1991.

Además, en el disco In Utero, el último álbum de Nirvana, publicaron el mensaje: “Si alguno de ustedes, de alguna manera, odia a los homosexuales, a la gente de diferente color o a las mujeres, por favor, háganos un favor: déjenos en paz, No vengan a nuestros shows y no compren nuestros discos”.

Revista Sudestada.-