El poder de la mente sobre la salud

Generalmente, concurrimos al médico por algún dolor o malestar, y siempre esperamos recibir una receta que nos diga qué medicamentos tomar para aliviarnos, o curarnos. ¿Pero, qué pensarías si te dijera que existen medicinas alternativas que consideran que la mente puede ayudar a curarnos y perpetuar nuestra salud física? Suena extraño, ¿verdad? Sin embargo, no lo es: “La salud es un concepto que debe abarcar a la mente y al cuerpo, porque están íntimamente conectados. A este concepto de totalidad se lo conoce como salud holística”, afirmó a AIM la doctora Estefanía Peltzer, médica especialista en Medicina General y Familiar. 

¿Somos lo que pensamos? Los estudios indican que si.

En diálogo con esta Agencia, la profesional explicó que en general,  “cuando hay algo que afecta nuestras emociones, el cuerpo reacciona. Por ejemplo, si estás viviendo una situación difícil, complicada, un conflicto o algún problema, puede que te duela la espalda, la cabeza, o que tengas problemas digestivos. Por lo general, se cree que se debe a un factor externo, pero podría no ser así. El cuerpo expresa de una u otra manera algo que está afectando a la mente. Por algo se ha comprobado que muchas personas que sufren de enfermedades crónicas, como el intestino irritable, mejoran su estado de salud con meditación, yoga, una dosis de risa y buena energía”.

¿Te ha sucedido que ciertas emociones o situaciones producen algunos efectos en tu cuerpo? Aquella vez  en la que estabas muy preocupado o enojado, quizás sentiste palpitaciones, dolor en el pecho, tensión en tus músculos del cuello, dolor, cólicos, nauseas u otros síntomas.

Muy bien, no te preocupes, esto tiene una explicación. “Los seres humanos no somos sólo carne y hueso. Somos también mente y espíritu. Por eso, si algo afecta a una de estas entidades (el cuerpo, la mente, el espíritu), el resto también sufrirá las consecuencias”, agregó la doctora.

Repasemos qué sucede en nuestro cuerpo cuando nuestra mente no puede controlar las emociones negativas:

  • Hiperestres: si las emociones se perpetuán en el tiempo y no podemos controlarlas mentalmente, devendrán en un hiperestres, aumentará el cortisol, la adrenalina, la noradrenalina, con todas sus consecuencias nocivas.
  • Ritmo cardiaco: habrá un aumento de la frecuencia cardiaca, lo que incluso puede hacer que percibamos el latido cardiaco, es decir, palpitaciones.
  • Tensión arterial: se producirá un aumento de la presión arterial, es decir aumenta la tensión de la sangre sobre las paredes de nuestras arterias.
  • Metabolismo y respiración: el predominio de la descarga simpática hará que se activen diversos mecanismos, que conducirán a un aumento de nuestra glucemia, así como también un aumento del consumo de oxigeno por parte de todos nuestros órganos y sistemas.
  • Dolor: el aumento de las hormonas de estrés, y la disminución de las endorfinas aumentara cualquier proceso doloroso que la persona este cursando.
  • Sistema inmune: la elevación del cortisol y las citoquinas proinflamatorias a raíz del hiperestres conducirán a una alteración del funcionamiento de nuestro sistema inmune. Estaremos más predispuestos no solo a enfermedades infecciosas si no también a enfermedades autoinmunes.
  • Algunas enfermedades que se asocian al mal control de emociones negativas: síndrome de intestino irritable, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, asma, psoriasis, alergias, etc.

 

Ahora bien, conocemos todas las consecuencias que podemos tener si no tenemos control sobre las emociones negativas. ¿Creen que podemos tener poder y control sobre nuestra mente, para contrarrestarlas?

La especialista destacó que “múltiples investigaciones así lo demuestran. Nuestra mente tiene la posibilidad de cambiar o modificar la estructura cerebral, así como de controlar el funcionamiento y los síntomas del cuerpo. Es increíble, como liberándonos de estas emociones negativas, teniendo el control de nuestros pensamientos o focalizándonos en algo que queremos lograr, nos puede llevar a tener la salud en nuestras propias manos”.

¿Pero, que es la mente?

La doctora explicó que “la mente es la forma como usamos el cerebro, es decir, el cerebro es el órgano, y la mente es la forma como lo usamos. Y es allí donde radica la gran diferencia. En la mente, en la forma en que usamos el cerebro. La mente o mentalidad es tu conjunto de pensamientos actuales, siempre está funcionando y no descansa nunca. Se dice que tenemos alrededor de 60 mil pensamientos por día. Afortunadamente,  esa mentalidad o esa manera de pensar se puede cambiar y eso, precisamente, ¡es lo que debemos aprender!”.

Además, señaló que “la mente es una de las herramientas más poderosas que tiene el ser humano. Dependiendo de cómo funcione, podemos disfrutar de una vida más o menos plena. Puede ser que tengamos una visión más negativa de la vida o que, en cambio, disfrutemos de una vida más positiva y optimista, y todo ello, depende de la forma en la que hagamos que funcione la mente”.

¿Cómo podemos lograr este poder mental?

  • Para poder desarrollar el poder de la mente es importante evitar el caos y el desorden. Tenemos que tener en cuenta que una vida ordenada es esencial para tener una mente concentrada y que no esté dispersa. Por este motivo, te recomendamos que organices tu día a día,que planees de forma anticipada
  • Hábitos saludables:
  • Aliméntate de forma saludable: Piensa que “somos lo que comemos” y, por tanto, es esencial, que nuestra alimentación sea sana y que nos enriquezca. Además, gracias a los nutrientes conseguiremos que nuestro cerebro esté mucho más fuerte.
  • Haz ejercicio: El ejercicio físico activará tu organismo, tu flujo sanguíneo y hará que el oxígeno fluya mejor por tu cuerpo. Esto permitirá que todos tus órganos funcionen mejor y, entre ellos, también el cerebro. Recuerda que la actividad física aumenta la secreción de endorfinas, serotonina, que perpetuaran nuestro estado de felicidad y mentalidad positiva.
  • Duerme bien: para poder disfrutar de una vida sana también es esencial que descanses entre siete u ocho horas al día. El sueño nocturno es básico para que tu cuerpo se regenere y todo tu organismo funcione de forma perfecta.
  • Lee, la lectura es el secreto de las personas de éxito, dedica media hora diaria a desarrollar la lectura y veras como el poder de tu mente se va a manifestar en tu vida.
  • Desarrolla la inteligencia emocional, esta es la capacidad de entender y controlar tus emociones para que puedas sacar lo mejor de todas las experiencia vividas, tanto presentes como pasadas.
  • Mejora tu dialogo interno y el dialogo con los demás, selecciona mejor tus palabras y elimina toda aquella expresión que no esté ligada a cosas positivas.
  • Alimenta tu mente con textos relacionados con el pensamiento positivo, desarrollo personal y ley de la atracción.
  • Aléjate de cualquier persona o situación negativa, evita cualquier tipo de información que no traiga paz y tranquilidad a tu mente.
  • Actitud positiva: Las emociones negativas afectan muchísimo a nuestro día a día, nos frenan en nuestro avance e impiden que experimentemos con todas las posibilidades que podemos tener ante nosotros. Por este motivo, si quieres trabajar y ampliar tu poder mental, es importante que reduzcas esta connotación negativa de la vida y “cambies el chip”. Para ello, deberás crear una visión del día a día que esté basada en el optimismo y pensamientos positivos. Si eres paciente y perseverante todos tus deseos se van a manifestar en el mundo físico.
  • Practica las afirmaciones diarias, elabora una lista con las afirmaciones positivas que quieres integrar en tu mente y repítelas en voz alta.
  • Realiza visualizaciones positivas, imagina con todo detalle tu meta y siente lo que sentirías al lograrla.
  • Rechaza cualquier intento o ganas de renunciar. Sigue adelante aunque creas que llevas mucho tiempo, o que no vale la pena. La perseverancia es esencial para poder desarrollar el poder de la mente.
  • Dedica al menos 15 minutos diarios a visualizarte alcanzando las metas que quieres alcanzar, también es una buena forma de meditación que va a fortalecer y desarrollar el poder de la mente.

Entonces, surge la siguiente pregunta: hoy, ¿ controlaste tu mente? ¿O tu mente te controla a vos?

La especialista aseguró que “tener el control de tu mente es lo mismo que tener poder mental, el saber dirigir tus pensamientos y alinearlos con tus metas es lo que te va ayudar a desarrollar y aplicar el poder de la mente. Llego la hora de que tomes el control de tu mente y comiences a construir el futuro que hasta hoy, te ha parecido inalcanzable. Podés librarte de todos esos pensamientos negativos, crear, construir, buscar pensamientos positivos y comenzar a definir un rumbo en tu vida”.

De la Redacción de AIM.