Empleados con contrato de obra hicieron asamblea en Casa de Gobierno

Un grupo de empleados bajo la modalidad de contrato de obra, pertenecientes a la Secretaría de Cultura de la provincia, se reunieron en el patio de Casa de Gobierno para discutir su situación laboral, registró AIM. Entre otras preocupaciones, manifestaron la desactualización del salario, precarización laboral y, en algunos casos, tareas fuera de horario.

En diálogo con esta Agencia, la secretaria pro administrativa de la comisión directiva de la  Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Mariana Luján, dijo que “en función que la presión que han ejercido los compañeros en función de regularizar estas situaciones, decidimos comenzar un plan de lucha que tenga que ver con resolver esta situación en el corto plazo”.

Además de la desactualización salarial, Luján señaló: “Ellos no cobran un salario mínimo garantizado, no tienen obra social, ART, no cobran salario por hijos o esposa, y tienen una precariedad marcada y absoluta. Hay empleados que llevan 10 años con contrato de obra. Y cada mes, les toca pasar una prueba de fuego que tiene que ver con las ganas que tenga el patrón para darle continuidad al contrato”.

Asimismo, la sindicalista dijo que en primer lugar se debe “regularizar la sitaución de pago, y garantizar el mínimo que tenemos los estatales como planta y también en las distintas reparticiones donde hay suplentes”.

En este marco, se realizó durante la semana pasada otra asamblea por parte de los trabajadores, donde se elaboró un documento que será entregado este viernes en la mesa de negociación paritaria a desarrollarse en el Ministerio de Trabajo. “Hoy, este documento se terminó de confeccionar y se leyó en una asamblea muy convocante, con más de 120 trabajadores”, dijo Luján.

Además, desde el gremio busca realizar un mapeo para saber cuántos trabajadores hay con situación de contrato de obra en el Estado provincial: “Queremos que, si hay responsabilidad en cuanto a la contratación de trabajadores que no prestan servicio pero sí perciben salario, que sea el propio Estado el que corrija estas situaciones y no se lleve por delante a todos los compañeros que prestan servicios ni se ponga a ATE en la disyuntiva de tener que decidir entre éste o aquel”.