Empleados de Comercio celebrarán su día con un picnic

La ley 26541 declara el 26 de septiembre como Día del Empleado de Comercio con carácter de feriado nacional. La provincia de Entre Ríos adhiere al mismo y este año, la festividad se trasladará al 23 de septiembre, por lo que ese día será no laboral, o los empleadores deberán pagar las horas extras que corresponda, constató AIM. En Paraná habrá festejos en el Camping del sindicato

Entre Ríos ratificó en 2012 la adhesión a la ley nacional 26.541 que estableció el día del empleado de comercio. La iniciativa legislativa fue impulsada por el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio en la capital provincial, el diputado provincial Daniel Ruberto. Es la ley 10.159, y al igual que la normativa nacional asimila la fecha a un feriado nacional.

El objetivo es que no se trabaje ese día pero si así se hiciera, se deben pagar horas extras al cien por cien, de acuerdo a lo que determinado por la norma.

Por lo tanto, los propietarios no están obligados a cerrar los establecimientos, así como no es obligatorio para el trabajador prestar servicios. Aquellos empleados que decidan de común acuerdo con el empleador desempeñar sus tareas normalmente, ese día se les deberán liquidar un jornal adicional equivalente a lo que corresponde a un día feriado trabajado.

Todos los años, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios deja a libre criterio de los comerciantes y prestadores de servicios comprendidos en el ámbito del Convenio Colectivo 130/75, la posición a adoptar respecto de sus dependientes.

Este año, la festividad se trasladará al lunes 23 de septiembre, por lo que ese lunes será no laboral, informaron a AIM desde el Sindicato de Empleados de Comercio.

Para celebrar, se invita a un picnic a la canasta a realizarse a partir de las 11 y hasta las 17, en el Camping de la entidad gremial, ubicado en calle Garrigó 3415.

Pocos comercios abren sus puertas

Años anteriores durante este día, en el centro de Paraná hubo escaso movimiento de gente. La gran mayoría de los negocios se adhirió al feriado y algunos supermercados también mantuvieron cerradas sus puertas.

Según registró AIM en 2017 y 2018, la mayoría de los comercios mantuvieron cerradas sus puertas y los que abrieron es porque se tratan de casos de negocios atendidos por sus dueños.

Por ello, para esta fecha la peatonal estuvo casi desolada para lo que es un día entre semana y la gente debió acudir a los almacenes de barrio o kioscos para hacer las compras que les faltaba ya que las grandes cadenas de supermercados también cerraron.