En los primeros cinco meses del año, los alimentos aumentaron un 17 por ciento

Con la llegada de junio comenzaron a conocerse las primeras mediciones sobre los precios de los alimentos y del costo de vida para las familias de mayo, y cuál fue el impacto de la devaluación del 25 por ciento del peso que se produjo en los primeros días del mes.

Foto ilustrativa.

Según un estudio del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) que relevó los precios de los productos 57 que componen la Canasta Básica de Alimentos, ésta aumentó un 17,05 por ciento en los primeros cinco meses del año. Los precios pasaron de subir de un ritmo del dos por ciento promedio por mes a un siete por ciento.

Por su parte, la canasta total básica – que incluye todos los bienes y servicios necesarios para que una familia supere la línea de la pobreza- siguió la misma tendencia y aumentó un 19,38 por ciento.

Ambas superan la meta inflacionaria planteada por el Presupuesto Nacional para todo el año, del 15 por ciento, que sirvió de referencia para la mayoría las negociaciones paritarias que se cerraron en el primer cuatrimestre del año.

Mientras que en diciembre de 2017 una familia tipo -dos adultos y dos niños- necesitaba 6.144,98 pesos para comprar sus alimentos mensuales, en mayo necesitó 1.037,60 pesos más para adquirir los mismos alimentos.

La misma familia necesitaba 14.993,74 pesos en último diciembre para adquirir los productos de la canasta total básica, y durante mayo precisó 3.419,26 pesos más.

Rubro por rubro

Las verduras son los alimentos que más aumentaron en lo que va del año, en total un 16,92 por ciento, seguidos por los de almacén, un 5,82 por ciento, y las carnes que subieron 2,52 por ciento.

Entre los productos que más subieron este año están: las naranjas (64,71 por ciento), huevos (50 por ciento), harina (38,46 por ciento), pan (33,33 por ciento), pescado (30 por ciento), carnaza (20 por ciento), y pollo (19,74 por ciento).

Minuto Uno