Entre Ríos, entre las provincias que menos licencia por paternidad otorga

De acuerdo a una investigación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), Entre Ríos se encuentra entre las seis provincias que menos otorgan licencia por paternidad. Solo se otorgan dos días, acoplándose a lo exigido por la legislación nacional, informó AIM.

La licencia por maternidad está fijada por ley entre 180 y 210 días, lapso que varía según la existencia de “nacimientos múltiples, prematuros de riesgo o de hijo con discapacidad”. En contrapartida, y según un estudio del Cippec, son solo dos los días que otorgan las dependencias provinciales en todo Entre Ríos a los padres de niños recién nacidos. Así, este informe detalla que “once provincias otorgan a hasta cinco días de licencia: Chubut (dos), Entre Ríos (dos), Jujuy (dos), Misiones (dos), Buenos Aires (tres), Catamarca (tres), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (tres), Formosa (cuatro), Corrientes (cinco), Mendoza (cino) y San Juan (cinco)”.

En Córdoba y Santa Fe, en tanto, “los padres pueden tomarse ocho días ante el nacimiento de un hijo, mientras que este período se extiende a diez días para La Pampa y Neuquén”.

Asimismo, “la co-parentalidad es fomentada en mayor medida en el resto de las provincias: Chaco, Río Negro, Santa Cruz y Tucumán otorgan a los padres 15 días corridos de licencia y en Salta y San Luis es de 20 días”.

“Los empleados públicos de La Rioja, en tanto, son quienes gozan de la licencia más extensa: 30 días”, completa el informe.

Los gobiernos de Formosa y Santiago del Estero no contemplan la licencia por parentalidad.

Universalista, co-parental y equitativa

En otro comunicado de reciente publicación, el Cippec estableció además tres parámetros necesarios, al momento de plantear un marco regulatorio de la cuestión, para generar una “reforma equitativa”.

En primer lugar, sostuvo, “tiene que ser una reforma universalista, incluyendo a todas las familias independientemente de su categoría laboral”. En este sentido, explicó que “las licencias por maternidad y paternidad son un instrumento clave para garantizar el derecho a cuidar de los padres y a ser cuidado de los niños, por lo cual su acceso debería ser para todos por igual”.

En segundo lugar, expuso como una prioridad la regulación desde un punto de vista co-parental. “Al ser la licencia por maternidad mucho más larga que la licencia por paternidad, se contribuye a la injusta sobrecarga de las mujeres en tareas de cuidado y a la discriminación por género en el mercado laboral”, expresó.

Finalmente, apuntó la necesidad de una “reforma equitativa”, a partir de la cual se permita “su adaptación a los diversos formatos de familia”.

“Hoy el esquema nuclear (papá, mamá e hijos) convive en Argentina con familias ensambladas, monoparentales u homoparentales, entre otras, con padres biológicos y adoptivos, y las licencias no atienden sus necesidades”, explicó, agregando que “la creación de las licencias familiares (con días que pueden repartirse flexiblemente entre los adultos de la familia) contribuye a esta adaptación”, puntualizó el informe.