Entró al Senado el pedido de Bonadio para allanar los domicilios de Cristina

El juez federal Claudio Bonadio anticipó que envió al Senado un nuevo pedido de desafuero contra la ex presidenta Cristina Kirchner, en el marco de la investigación que estalló en las últimas horas sobre el pago de coimas a ex funcionarios durante el kirchnerismo y en la que ya se encuentran varios detenidos, entre ellos empresarios.

Entró al Senado el pedido de Bonadio para allanar los domicilios de Cristina

Por otra parte Bonadio solicitó autorización para allanar los domicilios de la exmandataria. El pedido ingresó al Senado este jueves por la noche. Según pudo saberse, el magistrado quiere realizar operativos en los domicilios de Cristina en Río Gallegos, El Calafate y la Ciudad de Buenos Aires.

Ese permiso puede ser otorgado sin necesidad de que la senadora sea desaforada, pero debería ser autorizado también por los senadores en el recinto.

El magistrado, que junto al fiscal Carlos Stornelli investiga una red de sobornos en torno al Ministerio de Planificación Federal que conducía Julio De Vido -hoy diputado suspendido y detenido en Marcos Paz-, con el aval del ex presidente Néstor Kirchner; llamó a la senadora nacional a declarar ante la justicia el próximo 13 de agosto.

En este marco, el jefe del bloque Justicialista, Miguel Pichetto, ratificó a través de un comunicado la “posición institucional del Senado” en el sentido de que “no procede el desafuero mientras no haya sentencia firme”.

“El proceso penal se puede llevar a término hasta la sentencia misma sin ningún tipo de impedimento por la existencia de fueros”, expresó Pichetto.

La ex mandataria será la última en declarar en una ronda de 18 indagatorias que dispuso el juez de la causa. Sin embargo, por contar con fueros, Cristina no puede ser llevada por la fuerza pública, a menos que se vote su desafuero en la Cámara alta.

Según informó el diario La Nación, en un primer momento Bonadio consideró que no hacía falta pedir el desafuero en esta causa porque ya lo había solicitado por la investigación del Memorándum con Irán, el 7 diciembre pasado, tres días antes de que la ex presidenta asuma su banca.

Sin embargo, el juzgado redactó un oficio preguntándole al Senado por el estado del trámite de aquella solicitud. Pero ese expediente ya no está en su poder. Fue elevado a juicio y está en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 8, que excarceló al exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini y al dirigente piquetero Luis D’Elía. Lo decidió con argumentos aplicables también a la expresidenta.

Se estima que el nuevo pedido del juez corra la misma suerte que el girado en diciembre pasado: esto es, que no se trate. El tema es que en junio pasado, Cambiemos y el PJ acordaron postergar la discusión sobre el desafuero de Cristina, luego de que se desactivara con las liberaciones de Zannini y D’Elía.

Además, para avanzar en tal sentido el oficialismo necesita definitivamente del apoyo del peronismo no K, la otra principal bancada de la Cámara alta, conducida por Miguel Pichetto, quien sostiene la doctrina de que el desafuero a un senador solamente debe avanzar si existe sentencia firme de la Corte Suprema. De hecho, en ese bloque se encuentra Carlos Menem, condenado por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador durante su gobierno.