España afirmó que no entregará a Leopoldo López

La embajada de España en Venezuela tiene un visitante incómodo. El líder opositor Leopoldo López, liberado de su prisión domiciliaria el martes, se refugia ahora allí. Y en uno de sus primeros actos fue convocar a una conferencia de prensa con arengas políticas frente a la sede. El gobierno español que busca mantener cierto equilibrio con el régimen de Caracas tuvo que salir a poner orden. “España no va a permitir que su embajada se convierta en un centro de activismo político”, dijo el canciller español Josep Borrell  este viernes, limitando la actividad de López en la sede diplomática.

Borrell recordó que López tuvo este jueves encuentros con la prensa en la embajada y recalcó que “a partir de ahora esto será regulado”.

El ministro puntualizó que, en función al derecho internacional, la figura de “huésped o acogido” en la embajada “naturalmente” implica una limitación en su actividad política.

“Tenemos la confianza de que, en estas condiciones, Venezuela va a respetar naturalmente la inmunidad del territorio de la embajada de España”, aclaró.

Este jueves, el régimen chavista ordenó la detención de López, lo que despertó el temor de una eventual intervención en la sede española y por lo tanto una violación a la soberanía de España.

La Unión Europea (UE) también llamó este viernes al “respeto de la inmunidad diplomática” en Venezuela.

Preguntada sobre si la UE apoya la protección a López, la vocera de la diplomacia europea, Maja Kocijancic, evitó pronunciarse sobre la “decisión de España”, pero urgió al “respeto de la inmunidad diplomática en todos los casos”.

Borrell reiteró que España “no entregará” a López a las autoridades venezolanas, a pesar de que el Tribunal Supremo venezolano dictó la orden de arresto.

Asimismo, recordó que López está en la legación diplomática en calidad de “huésped” y no puede solicitar asilo político porque la legislación española solo permite hacerlo desde territorio español.

El ministro también reveló que habló de la situación de López con el gobierno de Nicolás Maduro, con el que mantiene una “relación cortés”.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela emitió este jueves una orden de arresto contra López, que cumplía desde 2014 una condena de 14 años de prisión, aunque desde mediados de 2017 se encontraba en arresto domiciliario en Caracas.

López fue liberado el martes por un grupo de militares con un “indulto presidencial” del líder opositor Juan Guaidó, reconocido presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, principalmente americanos y europeos como España.

Guaidó pidió el martes a la Fuerza Armada de Venezuela a dar la espalda al gobernante Nicolás Maduro, pero solo un pequeño grupo de militares participó en el levantamiento, que fracasó a las pocas horas.

Fuente: EFE y AFP