Estalló el riesgo país: Saltó 68 por ciento y superó los 1.460 puntos

Los coletazos electorales de las Paso hicieron explotar al riesgo país, que trepó un 68,2 por ciento a 1.467 puntos básicos en una jornada confusa con la distribución del índice medido por el JP Morgan.

Estalló el riesgo país: Saltó 68 por ciento y superó los 1.460 puntos

La profunda caída de los bonos repercutió en la disparada del riesgo país y que al menos cinco operadores calcularon que debía rondar los 1.500 puntos, sin embargo, los datos de Reuters mostraron apenas una suba de dos por ciento, a 877 puntos básicos tras el cierre del mercado. La situación generó confusión en la City y el dato consolidado del día explotó por la noche.

Con 1.467 puntos básicos -según las cifras del JP Morgan-, el nivel es el mayor en más de 10 años, desde los 1.474 puntos que marcó el 18 de mayo de 2009.

El mercado hoy dice: Alberto = Default. Deberían hacer algo para intentar demostrar lo contrario. No parece alcanzar con “tenemos voluntad de pagar”. Riesgo país estalló hacia la zona de 1400.

El salto abrupto del riesgo recién hacia el final del día, explicaron operadores, se debió a que el dato no se difundió correctamente por alguna falla en los lugares habituales de consulta.

En tanto, el costo de asegurar la exposición a la deuda soberana de la Argentina a cinco años aumentó en 938 puntos básicos (casi 10 por ciento) porque a los inversores les preocupa el posible regreso a una economía intervencionista tras la derrota del presidente Mauricio Macri en las primarias.

Los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) de la deuda argentina a cinco años aumentaron a 1.955 puntos básicos, casi el doble que los 1.017 puntos del viernes, según IHS Markit.

De esta manera, el índice mide la sobretasa que debe pagar un bono, en nuestro caso argentino, frente al rendimiento de los títulos a 10 años que emite el Tesoro de los Estados Unidos (hoy en torno al 2,86 por ciento).

Si el riesgo país es alto puede repercutir además negativamente en la llegada de inversiones a largo plazo, clave para realizar obras. Además, complica las necesidades financieras de un país.

Fuente:  Ámbito