Estatales realizaron paro en todo el país

Los trabajadores públicos nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizaron un paro nacional, para rechazar el ajuste de los gobiernos, que implica salarios a la baja, pérdida del poder adquisitivo, despidos en el Estado, precarización laboral y reforma del sistema previsional, informó a AIM el secretario general del gremio en Entre Ríos, Oscar Muntes. 

Foto: Archivo.

La jornada de lucha se desplegó con diferentes modalidades en las provincias argentinas. En algunas se efectuó un paro sin asistencia a las unidades laborales y con movilizaciones como en Capital Federal y en otras, como en Entre Ríos, fue un paro activo, que implicó asambleas con quite de colaboración en dependencias estatales.

En la provincia mesopotámica “hubo una importante adhesión con asambleas (en los ámbitos nacional, provincial y municipal) con mucho debate sobre lo que está pasando en todo el país con este ajuste brutal y la seguidilla de despidos que sigue haciendo el Gobierno de Mauricio Macri en organismos públicos nacionales”, dijo Muntes a esta Agencia.

En ese sentido, el gremialista aseguró que la lucha continuará, ya que los trabajadores no están dispuestos a dar un paso atrás: “Seguiremos en la calle, haciendo movilizaciones en todo el país, para que los compañeros despedidos en organismos nacionales (Inti, Inta, Fabricaciones Militares, Senasa, hospital Posadas) vuelvan a sus lugares de trabajo, para que se recupere el poder adquisitivo y se frenen las normas que atentan contra los derechos de los trabajadores”.

“No nos queda otro camino que seguir luchando, ya que está claro que por dónde pasa el ajuste que no sólo implica la pérdida de fuentes de empleo y salarios de hambre para empleados públicos sino que también implica que el Estado se repliegue y quite derechos a ciudadanos y avance en la privatización de la educación, la salud y deje a los privados a hacer lo que quieren”, dijo.

Por su parte, la presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Juana Ávalos, señaló que el paro “refleja la necesidad de los trabajadores activos y pasivos, ya que el ajuste destruyó el poder adquisitivo”.

“Hoy un jubilado que cobra 6400 pesos no llega a fin de mes, ya que el costo de los alimentos, remedios y servicios aumentó desproporcionalmente y los salarios quedaron estancados”, ilustró.

Ante ese escenario, consideró: “Es preciso que los Gobiernos (nacional y provincial) comprendan que los a adultos mayores nos deben una vida digna, porque trabajamos para levantar este país y somos parte de esta República donde hoy el Estado nos condena a vivir en la precariedad”.