Este año izarán nuevamente la bandera del orgullo gay en el Parque Urquiza

En el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y Transfobia, este 17 de mayo se izará una vez más la bandera del orgullo gay en el Rosedal del Parque Urquiza de Paraná, confirmó a AIM el presidente de la Comunidad Homosexual de Entre Ríos (Cher); Juan Carlos Fernández, quien explicó que la actividad es impulsada por el Consejo Representativo de la Diversidad Municipal y organizaciones.

El izamiento de la bandera del orgullo gay en Paraná (2017).

“Por tercer año consecutivo, el 17 de mayo se realizará el izamiento de la bandera del orgullo gay en el Rosedal del Parque Urquiza”, dijo Fernández a AIM. “La actividad se llevará adelante impulsada por el Consejo Representativo de la Diversidad Municipal y la Cher. De esta manera, durante toda la jornada la bandera multicolor flameará en el Parque”, agregó.

El presidente de la Cher comentó que esta fecha fue establecida para reforzar la lucha por la desigualdad, pero también para conmemorar una resolución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual se eliminó oficialmente a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Recién en 2005, la decisión se celebró por primera vez en 40 países. Posteriormente, pasó a nivel mundial.

“Estos avances, basados en la evidencia científica, pretendieron acabar con casi un siglo de prejuicio médico y discriminación contra lesbianas, gays y bisexuales”, dijo al activista y recordó que “entendemos como LGBTfobia al odio, rechazo, miedo, prejuicio, violencia, hacia personas lesbianas, gays, bisexuales, pansexuales, trans (travestis, transgéros y transexuales), en actos que pueden ser las burlas, chistes, insultos, golpes, o situaciones tales como asesinatos y suicidios por acoso”.

De todas maneras, Fernández destacó que “durante los últimos años no han bajado las estadísticas de los crímenes de odio cometidos a personas por tener una identidad de género u orientación sexual diferente a la establecida hegemónicamente por el sistema de control social imperante”, tema que “preocupa y ocupa a las organizaciones que luchamos por estas minorías”.

Al respecto, comentó que “estamos convencidos que esta situación sólo puede ser combatida con un profundo proceso de concientización a partir de la problematización de los medios de disciplinamiento de la sociedad, sean estos político-jurídicos (leyes, programas, etc.), sociales (violencia de género, crímenes de odio, etc.) o de cualquier ámbito”.