FMI, ajuste y Fuerzas Armadas: Lo que Peña no quería responder

AIM en sesión. El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, concurrió este miércoles a la Cámara de Diputados con motivo de una sesión informativa, a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 101 de la Constitución Nacional. Plano económico, FMI, ajustes y Fuerzas Armadas fueron algunos de los ejes de discusión en la reunión.

FMI, ajuste y Fuerzas Armadas: Lo que Peña no quería responder

Para comenzar su alocución, el jefe de Gabinete hizo referencia al trabajo que el Gobierno está llevando adelante principalmente en el plano económico.

En ese sentido, afirmó que el contexto internacional actual es complejo y desafiante por lo que el país está llevando adelante un camino gradual para insertarse en él y disminuir la vulnerabilidad y la desconfianza. Así, resaltó la importancia de “tratar de evitar errores del pasado” y destacó el hecho de haber “entrado y salido” de la crisis cambiaria con las mismas reglas de juego y de haber actuado antes de que esta se profundice.

El jefe de Gabinete realizó una defensa de la política económica del Gobierno y ponderó el acuerdo con el FMI, al tiempo que consideró que el crédito “no nos resuelve los problemas, como tampoco nos los genera”.

Con una rotunda defensa de la política económica encarada por el Gobierno nacional, Marcos Peña consideró que “tampoco las cosas están tan mal como algunos están diciendo” y negó que haya “una crisis estructural”. “En estos dos años pusimos cimientos firmes a la economía argentina, para romper la mediocridad de los últimos años”, expresó.

“Lo primero que tenemos que hacer como Gobierno y dirigentes políticos es seguir estando cerca, sobre todo de los más vulnerables, dar la cara, dialogar, escuchar, no enojarse, no esconderse, tomar decisiones, gobernar”, dijo.

Atribuyó entonces la situación económica a “diversos factores” como “la peor sequía en los últimos 50 años”, el “cambio en políticas de tasa en Estados Unidos que generó un contexto más complejo y desafiante para mercados emergentes” y “la suba del petróleo”.

El funcionario manifestó que para “tratar de evitar los errores del pasado, accionamos, antes de que sea tarde, de que sea una crisis mucho más profunda”. Peña enumeró entonces una serie de “decisiones concretas para prevenir un mayor impacto”.

Entre esas medidas mencionó el trabajo con bancos públicos y provinciales para generar una “línea de estímulo por más de 33 mil millones de pesos enfocada en las Pymes”, la facilitación de trámites en Afip, la apertura de “más de 70 mercados” en el exterior, el “fortalecimiento” del consumo interno con el Ahora 12, el relanzamiento del programa de créditos Anses, antes llamados Argenta, y el “fortalecimiento” de la “red de protección social”. “Más niños que nunca alcanzados por AUH y cobertura casi universal para los adultos mayores”, agregó.

Para el ministro, el acuerdo con el FMI “nos va a permitir atravesar estos meses con más tranquilidad”, pero “obviamente no nos resuelve los problemas, como tampoco los genera. Todos los problemas que tenemos son generados por nosotros, y las soluciones tienen que salir de los argentinos”.

La incómoda pregunta por las Fuerzas Armadas

“Es falso que se busque atravesar los consensos democráticos, es falso también de que queramos que las Fuerzas Armadas hagan tareas de seguridad interior. Es falso, nunca lo planteamos”, sostuvo Marcos Peña durante la sesión informativa de este miércoles ante Diputados.

Consultado por la polémica sobre el rol de las FF.AA., el jefe de Gabinete dijo que el decreto 683/18 “de ninguna manera vulnera ni plantea ninguna modificación a las leyes de consensos de seguridad y defensa de nuestra democracia. No lo plantea objetivamente”.

Peña resaltó incluso que la medida del Gobierno “es menos de lo que planteó vuestro candidato a presidente, hoy diputado Daniel Scioli, y menos que lo que ha planteado el otro candidato de la oposición, Sergio Massa”. “Tiene que ver con el apoyo logístico en la seguridad interior”, aseguró.

“Las Fuerzas Armadas no van a tener misiones por fuera de lo que establece la Ley de Defensa, la Ley de Seguridad Interior, la Ley de Reestructuración de las FF.AA. y la Ley de Inteligencia”, continuó, para justificar que el decreto “sienta las bases para la consolidación sistema de defensa moderno, flexible y profesional”.

El funcionario insistió en aclarar que “el sistema de defensa nacional no combatirá al narcotráfico ni el crimen organizado, sólo brindará apoyo logístico”.

“Más allá de la burda utilización política que se haya querido hacer no hay ninguna vulneración, no hay ningún fantasma que se quiera agitar y no hay ninguna intención de usar las FF.AA. para otra cosa que darles una tarea útil, contemporánea, vigente, que los reconcilie en su tarea de futuro con toda nuestra democracia y todos los argentinos”, concluyó Peña.

La pregunta sobre el decreto fue por parte de la kirchnerista Verónica Mercado, quien consideró que con la medida, el Gobierno está “abriendo la puerta a una peligrosa militarización en nuestro territorio”. “Es muy ambiguo el decreto firmado por el presidente de la Nación; le asigna solapadamente funciones que la ley le prohibía”, expresó.