Hallan restos fósiles de un pingüino gigante

El ave descomunal tenía el peso y altura de una persona adulta. Fue presentado por científicos de Nueva Zelanda que exhibieron los huesos de animal que habitó la Tierra hace 60 millones de años. 

No es el villano de una película. Tampoco un juguete para chicos. Y mucho menos el disfraz indicado para fiestas. Se trata del “pingüino monstruo”, un animal que habitó la tierra hace 60 millones de años.

Científicos de Nueva Zelanda informaron que descubrieron huesos fosilizados de un pingüino extinto gigante: tenía el tamaño de una persona adulta.

Hace poco, paleontólogos australianos habían descubierto restos fósiles de “Hércules”, un loro gigante de un metro de alto, siete kilos de peso y pico poderoso que vivió hace 19 millones de años. Ahora es el turno de esta nueva mega-ave.

La especie, denominada Crossvallia waiparensis, medía 1,6 metros y llegaba a pesar hasta 80 kilogramos. Los expertos consideran que vivió un tiempo después de la extinción de los dinosaurios.

Si se comparan con las aves marinas de la actualidad, se llega a la conclusión de que tenían el doble de peso que los pingüinos emperador y eran 30 centímetros más altos.

El coautor del artículo y curador principal del Museo de Canterbury, Paul Scofield, sugiere que la extinción de los dinosaurios, reptiles marinos y peces gigantescos, fueron la “oportunidad evolutiva para que los pingüinos prosperaran y crecieran en tamaño”.

El animal se extinguió hace aproximadamente 30 millones de años porque los mamíferos grandes ocupaban y dominaban las aguas en ese momento.

Los huesos, encontrados por un aficionado en el lecho del río Waipara, cerca de la ciudad neozelandesa de Christchurch, correspondían a sus patas y pies. Serán exhibidos a lo largo del 2019 en el Museo.

Fuente: Clarín – AP