La cascara de cacao, buena para tu salud y para el medio ambiente

Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han demostrado que el extracto de cascarilla de cacao disminuye la resistencia a la insulina y la disfunción mitocondrial, reduciendo la acumulación de lípidos y la inflamación en cultivos celulares, lo que pone de relieve su beneficio para combatir la obesidad y enfermedades asociadas.

En este sentido, el estudio, publicado en ‘Molecular Nutrition and Food Research’, ha concluido los beneficios de la cascarilla de cacao en la prevención de la obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico.

La investigación se ha desarrollado con el objetivo de “comprobar si los compuestos bioactivos de este producto eran eficaces para reducir los biomarcadores de inflamación”, ha explicado Miguel Rebollo, investigador de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Así, una vez se ha analizado la cascarilla de cacao, el equipo ha encontrado que contenía niveles elevados de ácido protocatéquico, epicatequina y procianidina B2. En este punto, han desarrollado un extracto acuoso para probar los efectos de estos compuestos sobre las células grasas y del sistema inmunológico.

El equipo ha resaltado el hecho de crear ingredientes a partir de la cascarilla de cacao para diseñar productos de valor añadido beneficiosos para la salud, ya que ayudan a la prevención del desarrollo de enfermedades crónicas.

Asimismo, los autores del estudio han destacado que este elemento se puede añadir a alimentos o bebidas para aumentar su valor nutricional.

De ese modo, los productores de cacao pueden encontrar en este subproducto otra fuente de ingresos que además ayudaría a reducir la cantidad de residuos ambientales.