La cúrcuma como antiinflamatorio

La cúrcuma es un suplemento nutricional muy efectivo. Cuenta con una gran variedad de componentes y brinda muchos beneficios para la salud. Muchos estudios así lo indican.

Cúrcuma para la salud.

La cúrcuma presenta una gran variedad de usos. Es uno de los condimentos más versátiles y que mejor se adaptan a las necesidades de quien lo use.

Contiene compuestos bioactivos con muchas propiedades medicinales. Un estudio asegura que la curcumina es el principal agente activo de este tipo de condimentos. Los científicos llegaron a la conclusión de que es un antioxidante muy fuerte y que tiene efectos antiinflamatorios muy potentes.

Su poder es tal que coincide con la actuación de algunos medicamentos de igual rango de acción, pero sin los efectos negativos de estos. Es decir, que es muy natural y saludable.

Otro estudio publicado por el Journal of Biological Chemistry afirma que la curcumina bloquea una molécula llamada NF-kB, la cual activa los genes relacionados con la inflamación. En el estudio se afirma que esta molécula juega un papel muy importante en muchas enfermedades declaradas como crónicas.

Cómo usar la cúrcuma para evitar la inflamación

Existen varias maneras para utilizar la cúrcuma para aliviar la inflamación. Puedes preparar un té de cúrcuma hirviendo una taza de agua con dos gramos del condimento en polvo y añadirle limón, miel y jengibre para darle un poco más de sabor.

Otra opción es mezclar una cucharadita de las de té de cúrcuma en un vaso de leche tibia.

Como tercera alternativa, puedes mezclar cúrcuma con amaranto. Pon a hervir dos tazas de agua y añade 1 taza de amaranto. Deja que se cueza por 15 minutos e incorpora un poco de ajo en polvo y 1 cucharadita de cúrcuma en polvo. Es una forma fácil de consumir los condimentos y aprovechar todas sus bondades.

La cúrcuma resultó ser un poderoso antiinflamatorio ya que los científicos así lo prueban. No dejes de añadirla a tus comidas para gozar de todos sus beneficios.

Fuente: Las Plantas y sus Usos