La deficiencia de vitamina D, deprime

La vitamina D se conoce desde hace mucho tiempo como la “vitamina solar”, ya que el cuerpo naturalmente la produce a partir de los rayos solares. Es necesaria para un correcto crecimiento óseo y ayuda a regular los sistemas neuromuscular e inmune.

Vitamina D

Ahora, investigadores del Estudio Longitudinal Irlandés sobre el Envejecimiento (Tilda, por sus siglas en inglés) en el Trinity College de Dublín revelaron a través de sus hallazgos que la vitamina D también puede ayudar a prevenir la depresión.

Tilda siguió a un grupo de adultos mayores irlandeses durante cuatro años y descubrió que aquellos con deficiencia de vitamina D tenían un 75 por ciento más de riesgo de desarrollar depresión. Incluso tomaron en cuenta a los participantes que estaban tomando medicamentos antidepresivos y suplementos de vitamina D, y los resultados no cambiaron.

“Una investigación previa nuestra había demostrado que uno de cada ocho adultos mayores en Irlanda tiene deficiencia en el verano y uno de cada cuatro durante el invierno. Además, solo alrededor del ocho por ciento de los adultos irlandeses mayores informan que toman un suplemento de vitamina D”, explicó el autor principal del estudio, el doctor Eamon Laird. “Dado que la vitamina D es segura en las ingestas recomendadas y es relativamente barata, este estudio se suma al creciente evidencia sobre los beneficios de la vitamina D para la salud”, añadió.

¿Y los antecedentes de depresión?

Un estudio de 2012 del Centro Médico de la Universidad de Texas en Southwest y el Instituto Cooper en Dallas examinó los resultados de las pruebas de vitamina D de casi 12.600 participantes desde finales de 2006 hasta finales de 2010. Las pruebas de vitamina D ahora forman parte de los exámenes físicos.

Los resultados encontraron que los altos niveles de vitamina D se asociaron con menores posibilidades de desarrollar depresión, especialmente entre aquellos pacientes que tenían antecedentes de depresión.

Los niveles bajos de vitamina D en los participantes del estudio se asociaron con síntomas depresivos, y más aún entre los participantes con antecedentes de depresión.

El vínculo entre la vitamina D y la depresión sigue siendo difícil de establecer de forma definitiva. Los científicos aún no están seguros de si la depresión causa niveles más bajos de vitamina D o si los niveles bajos de vitamina D causan depresión.

Pero la vitamina D puede afectar a los neurotransmisores y otros factores asociados con la depresión.