La difícil ciencia de predecir el estado del tiempo

En circunstancias donde el cambio climático impacta en la vida cotidiana y profundamente en la economía de los países, el pronóstico de la variabilidad climática ha pasado a ser una herramienta sumamente importante a la hora de tomar decisiones. Pero ¿qué alcance real pueden tener estas predicciones? El climatólogo José Luis Aiello explicó a AIM que las proyecciones certeras pueden ser en menos días de las que usualmente se observa en los sitios de pronósticos del tiempo. 

Los fenómenos de alta inestabilidad, con la irrupción de lluvias intensas y cambios bruscos de la temperatura cada vez más forman parte de las noticias diarias. Esta variabilidad producto del efecto del cambio climático representa un cuadro de situación que “van a ser recurrentes”, afirmó a esta Agencia Aiello, doctor en Ciencias Atmosférica y  asesor de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

Ahora, al momento de evaluar las herramientas que hoy están disponibles para registrar estos cambios se podría distinguir en dos aspectos, medición y predicción.

“Hoy hay muy buenos sensores e instrumentos, se mide muy bien el sistema meteorológico”, afirmó el climatólogo. “Pero los pronósticos tienen plazo de validez más allá del cual no hay posibilidades de hacer una predicción con una precisión”, aclaró. “Por ejemplo, los pronósticos diarios, que se ven en televisión o se escuchan en radio, que le dicen si va a llover, o no, que dicen los vientos, los clásicos, tienen una validez de cuatro o cinco días. Sí, hay páginas en internet que proyectan a 15 días. Bueno, observemos estos sitios para ver qué dicen par dentro de 15 días, o volvamos a mirar mañana y pasado que dicen y se ve que van cambiando. Porque los modelos no tienen capacidad de (gran) proyección por un problema matemático, físico. Y eso no se lo dicen a los usuarios”, apuntó el experto.

Ahora bien, en otros aspectos, Aiello aclaró que “hay otras técnicas, con el efecto Niño, o efecto Niña, que se llama de índice climático, que son pronósticos climáticos, que dan una idea en el plazo de tres, seis, o nueve meses, muy útil como para hacer diseños o cómo puede venir una campaña (de siembra), pero hasta ahí llegamos. El tema de predicción es algo que no está resuelto. Pero no es solamente un problema en la física de la atmósfera. No se puede predecir ningún sistema social o físico. Si yo pregunto cuánto va a ser el precio de la soja en 10 días, no me o puede decir. Hay modelos, ideas, tendencias, que pueden dar una pauta. Lo mismo sucede con la atmósfera. Puede haber una idea que debe ser generada por una gente que tenga mucha formación y que conozca la física de la atmósfera, y eso lamentablemente, hay poca. Y los modelos por eso están acotados”, sostuvo el consultor climático.