La empresa belga que vende a Vaca Muerta aclara que tiene autorización para operar

En un comunicado que fue enviado a AIM, la empresa Arenas Argentinas SA del grupo Jan de Nul, expresó que cuenta con la aprobación del municipio de Diamante para trabajar en la planta que acopa arena silécea con destino al yacimiento de combustible no convencional de Vaca Muerta. La ONG ambiental Cause había advertido que no contaba con certificados de aptitud para realizar tareas extractivas.  

En diálogo con esta Agencia, desde un área de comunicación institucional de Arenas Argentinas SA se pidió explicar que “en relación con recientes publicaciones efectuadas” en donde se “refieren supuestas irregularidades en la operación” de esta filial del grupo de origen belga, desmienten “terminantemente” tal accionar de Arenas Argentinas del Paraná.

En este sentido se indicó que “la planta productiva que fuera inaugurada recientemente (en Diamante), cuenta con el correspondiente certificado de aptitud ambiental otorgado en el pasado mes de diciembre por las autoridades municipales a partir del dictamen técnico emitido por la Secretaria de Medio Ambiente del Gobierno de la Provincia de Entre Ríos”.

Por otra parte, desde la firma del grupo Jan de Nul  se manifestó que “no ha realizado hasta el momento ningún tipo de actividad extractiva ya que la materia prima utilizada en la planta ha sido adquirida a terceros”.

Finalmente, se destacó que “la planta instalada en la localidad de Diamante con una inversión de 230 millones de pesos, fue fabricada íntegramente en Alemania respondiendo a los estándares europeos de cuidado medio ambiental que representan los requerimientos más exigentes a nivel mundial en dicha materia”.

También desde la empresa se manifestaron abiertos al diálogo “tanto con las autoridades competentes como con aquellas organizaciones no gubernamentales comprometidas con el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad en la absoluta convicción de transformarnos en un actor productivo que contribuya al desarrollo de la provincia y del país, sumando nuestra tecnología y conocimiento para impulsar una actividad que ya es una realidad en la provincia de Entre Ríos y que contribuye a su desarrollo económico representando un enorme potencial para la misma”, concluyeron.