La energía de las plantas

Las creencias populares aseguran que algunas plantas tienen la capacidad de atraer “buenas ondas”, proteger el hogar o ahuyentar la envidia. Aunque no hay certezas científicas de sus poderes, a continuación, algunos datos para poner a prueba.

Helechos: para atraer el dinero

Tener un helecho en tu casa podría beneficiar tu economía. Se dice que estas plantas atraen el dinero, ayudan a tener unas finanzas ordenadas y atraen el éxito en los negocios. ¡Ideales para tener en cuenta si estás por encarar un emprendimiento!

Perejil: mejora la vida sexual

Para conservar la llama de la pasión encendida en tu pareja, tené siempre unas hojas frescas de perejil en un pequeño florero con agua en tu cocina. Aseguran que esta hierba potencia la sexualidad.

Rosas: defensoras del amor

Dicen que, por su perfume y delicadeza, las rosas tienen una función protectora del amor verdadero. Para que en tu hogar reine el amor, tanto en la pareja como en la familia, hacé crecer un bello rosal en tu jardín.

Ortiga: contra la envidia y los celos

Si plantás una ortiga en el jardín delantero de tu casa, podrías prevenir que entren a tu hogar sentimientos oscuros como la envidia y los celos. Algunos aseguran que esta planta ahuyenta la mala energía de las personas.

Jazmín: fomenta la amistad

La flor ideal para que recibas a tus amigos en una reunión es el jazmín. Propicia las buenas vibras y los sentimientos propios de la amistad: la generosidad, la capacidad de compartir y el afecto verdadero.

Crisantemos: buen humor, relajación

Si en tu casa estás viviendo un momento de estrés y tensión, los crisantemos podrían ayudarte a superarlo. Atraen el buen humor y brindan energías positivas, que constituyen un entorno de relajación anti-estrés.

Ruda: buena suerte

La creencia popular asegura que la ruda es una planta muy particular: atrae la buena fortuna y puede abrir el camino de la prosperidad en un momento malo de tu vida.

Cactus: protectores del hogar

Dicen que las espinas de los cactus espantan las malas ondas y los sentimientos negativos que puedan afectar tu hogar. Tener un cactus en alguna parte de tu casa puede ayudarte a protegerla de las energías dañinas.

Hierbabuena: purificadora

El perfume de la hierbabuena brinda una atmósfera pura al hogar, ahuyentando la mala energía que alguien pudo haber dejado en tu casa. Tené siempre en tu cocina unas hojas de hierbabuena en agua y espantarás la malas onda.

Muérdago: para encontrar pareja

La tradición indica que si dos personas se acercan a un muérdago en Navidad están destinadas a formar pareja… Esta creencia también se extiende al hogar, en cualquier momento del año. Si estás buscando pareja, quizás debas tener un muérdago en tu casa para estar siempre cerca de su buena vibra.