La gastronomía sostenible también se celebra

Este 18 de junio se celebra por primera vez el Día de la Gastronomía Sostenible. La Asamblea General de las Naciones Unidas, considera que es importante promocionarla por sus beneficios nutritivos, medioambientales y culturales, registró AIM.

Día de la Gastronomía Sostenible.

El conjunto de platos y usos culinarios propios de un determinado lugar es una expresión más de la diversidad natural y cultural del planeta. Con la celebración de este día se intentan promover unos hábitos alimenticios —que incluyen la producción, preparación y consumición de alimentos— más respetuosos con el medio ambiente y con las tradiciones locales.

Este tipo de gastronomía puede desempeñar un papel fundamental en el desarrollo sostenible, sobre todo de las comunidades menos favorecidas, ya que promociona el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria, la nutrición, la producción sostenible de alimentos y la conservación de la biodiversidad.Todo ello apunta a que este enfoque de la gastronomía reafirma la idea de que todas las culturas y civilizaciones pueden contribuir al desarrollo sostenible y desempeñan un papel crucial en su facilitación.

Como surge

El Gobierno de Perú, a través de su Representación Permanente ante las Naciones Unidas, fue el promotor de esta iniciativa, que culminó con la aprobación de la resolución A/RES/71/246 el 21 de diciembre de 2016.

Durante la 3er Foro Mundial de Turismo Gastronómico, que se celebró en San Sebastián (España) el 8 y 9 de mayo de 2017 organizada por la Organización Mundial del Turismo, se mostró el compromiso del turismo gastronómico con los principios de la sostenibilidad, tales como: la erradicación de la pobreza, el uso eficiente de los recursos, la conservación del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la protección de la diversidad, el patrimonio y los valores culturales.

La Asamblea General invitó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y a la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a que faciliten la celebración del Día de la Gastronomía Sostenible, en colaboración con los Estados Miembros, otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y regionales, y la sociedad civil, con el fin de concienciar sobre el efecto positivo que este tipo de gastronomía tiene para el desarrollo sostenible.

Cinco principios

La FAO ha desarrollado un enfoque integrado para la sostenibilidad de la agricultura, la actividad forestal y la pesca. Esta perspectiva unificada asegura la eficacia de las medidas en el terreno y utiliza el conocimiento basado de la mejor información científica disponible. Asimismo, se adapta al nivel comunitario y nacional para garantizar su relevancia y aplicabilidad.

Esta visión unificada de la alimentación y la agricultura debe abordar igualmente los aspectos sociales, económicos y ambientales para garantizar la sostenibilidad. Descuidar una de estas dimensiones compromete el logro de la sostenibilidad de las demás.

Los principios que pueden orientar colectivamente el proceso de transición hacia una mayor sostenibilidad son los siguientes:

– Mejorar la eficacia en el uso de los recursos es crucial para la sostenibilidad de la agricultura

La sostenibilidad requiere actividades directas para conservar, proteger y mejorar los recursos naturales

– Una agricultura que no logra proteger y mejorar los medios de vida rurales y el bienestar social es insostenible

– Reforzar la resiliencia de las personas, comunidades y ecosistemas es fundamental para una agricultura sostenible

– Una alimentación y agricultura sostenibles necesitan mecanismos de gobernanza responsables y eficaces.

Piensa global, come local

Todos podemos contribuir en la lucha contra el cambio climático y muchos de nosotros ya hemos cambiado algunos hábitos: apagar la luz cuando salimos de una habitación, reciclar la basura, reducir el uso de bolsas de plástico, tomar una ducha en vez de un baño, etc..

Nos sorprendería saber en qué grado nuestros hábitos alimenticios pueden afectar negativamente al medio ambiente. Antes de salir a comprar comestibles, cuestiónate lo siguiente:

¿Se trata de un producto de temporada o su producción ha requerido un gasto energético considerable para su cultivo en invernadero?

¿De dónde viene? ¿Cuántos kilómetros ha recorrido ese alimento para llegar a tu mesa?

¿Dónde se ha producido ese alimento? ¿Lo ha cultivado un pequeño agricultor o proviene de una planta industrial?

Desperdicios

El desperdicio de alimentos supone el derroche de los recursos que se han empleado en su producción: tierra, agua, trabajo, capital y energía. Ello aumenta en vano las emisiones de gases causantes del efecto invernadero.