Emergencia alimentaria: El hambre es un crimen

Especial AIM. Miércoles de tensión en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, cuando organizaciones sociales pedían por la emergencia alimentaria. Paralelamente, diputados nacionales se reunieron para analizar los distintos proyectos que se encuentran en el Congreso, a los fines de poder unificarlos y concretar la sanción de una ley al respecto. La oposición en la Cámara baja anticipó que pedirá la semana próxima una sesión especial para avanzar con la declaración.

Diputados reunidos por la emergencia alimentaria

Meses de reclamos, movilizaciones e intentos fallidos. Ahora, el Congreso le abre las puertas a los movimientos sociales en pleno proceso electoral. Diputados nacionales de diferentes bloques de la oposición recibieron a movimientos sociales para trabajar en la emergencia alimentaria, supo AIM. Existen siete iniciativas al respecto con estado parlamentario.

Legisladores del FPV-PJ, el bloque Justicialista, el Frente Renovador, Red por Argentina, Movimiento Evita, Consenso Federal, Frente de la Concordia Misionero, Unidad Justicialista y Somos escucharon el reclamo de referentes de las organizaciones sociales durante una audiencia en el Salón Delia Parodi.

Mientras en las afueras se realizaba una concentración masiva. Junto con las voces que se levantan exigiendo la declaración de la Emergencia Alimentaria.

Los movimientos populares “hemos sido perseguidos y demonizados en incontables ocasiones por este gobierno, aunque los funcionarios que interactúan con nosotros saben perfectamente que, en el trabajo, la organización y la lucha, siempre buscamos garantizar los derechos sociales y la convivencia democrática en nuestro país. Nunca jugamos a la desestabilización política, pero tampoco vamos a quedarnos callados frente a los atropellos sociales en un contexto de urgencias”.

En ese marco, también se hicieron presentes las Organizaciones de Los Chicos del Pueblo levantan su histórica bandera y vuelven a gritar: El hambre es un crimen.

“Somos organizaciones comunitarias, casas del niño, hogares, jardines, centros juveniles, clubes y propuestas nacidas al calor de la vida barrial. El hambre es un crimen es una convicción fundacional a la que no vamos a renunciar. En los años 90, con el neoliberalismo en el poder, ese grito se convirtió en marchas que recorrieron todo el país”, dijeron a AIM.

“Hoy nos encontramos ante el mismo escenario: el gobierno de Mauricio Macri deja tras su paso desocupación, ajuste y pobreza. Alimentarse se ha convertido en un privilegio. El aumento indiscriminado del precio de los alimentos afecta sobre todo a niños y niñas y compromete su futuro”, agregaron.

Por estas razones, las Organizaciones de los Chicos del Pueblo exigen la inmediata declaración de la emergencia alimentaria. “Nuestras niñas, niños y adolescentes no pueden esperar”, remarcaron.