La provincia corre la línea del déficit cero y legitima la transferencia de servicios

Foto archivo.

Ingresó en la Cámara Alta un proyecto de Ley del Poder Ejecutivo por el que  se ratifica el convenio entre el Estado nacional y la provincia para formalizar la compensación de créditos y deudas, confirmó AIM. Con la norma el gobierno de Gustavo Bordet podrá correr las metas del Pacto Fiscal y legitima la transferencia de servicios que aceptó al principio de la gestión.

El texto que impulsó el Ejecutivo es simple; se pliega a Entre Ríos a lo dispuesto en tres artículos del presupuesto general de la administración nacional para el Ejercicio 2019, por los cuales se modifica el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal. El sencillo paso deja al descubierto la aceptación de la transferencia de servicios, que Bordet permitió al adherir al Pacto Fiscal, por lo que hoy cuestiona al gobierno de Mauricio Macri.

Precisamente, la adhesión autoriza para el ejercicio fiscal 2019, “deducir en la evaluación de la regla de gasto público corriente primario neto los mayores egresos en que incurran las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como consecuencia de la transferencia de responsabilidades de gastos por parte del Gobierno Nacional a las otras jurisdicciones”, lo que permitirá a Bordet prolongar las metas de la Responsabilidad Fiscal, corriendo el “déficit cero”.

En ese marco, también Entre Ríos autoriza que la compensación prevista en el Consenso Fiscal, aprobado por la Ley N° 27.429, no integre el presupuesto general de la administración nacional, por lo que se establece un sistema de ‘goteo de transferencia’ del “crédito presupuestario” para las cajas previsionales provinciales de la administración nacional de la seguridad social, para financiar gastos del 2019 dentro del programa transferencias y contribuciones a la seguridad social y organismos descentralizados.

La norma que deberá tratar el Senado entrerriano delata un futuro complejo para la provincia, ya que  si bien Nación envía pocos recursos gira mayor capital que implica, solapadamente, la transferencia de servicios según lo ratificado por Bordet con Macri.

Además, el pacto de Bordet para recibir la compensación de la Caja de Jubilaciones, también trajo aparejado el silencio sobre el reclamo retroactivo de la deuda que tiene Nación por los años que no pagó lo que debía por la seguridad social.

La paradoja es que el Gobierno de Bordet se arroga hacerse cargo de servicios que desde el inicio de la gestión aceptó al firmar el Consenso Fiscal.

 

Renuncias y coparticipación

Todas estas variables, presentan un complejo escenario para Entre Ríos, ya que el silencio de los legisladores entrerrianos a la discusión por una nueva Ley de coparticipación y el Pacto Fiscal ratificado por el Ejecutivo son el prólogo de una nueva norma que quitará subsidios de nación a las provincias y legitimará aún más la transferencia de servicios.